Exigencia, no. Impaciencia | Por Martín Lucía

Exigencia, no. Impaciencia | Por Martín Lucía

Boyata por Pareja, el plan sevillista
El Sevilla, con la portería a cero en casa 13 años después
Compartimos afición con…. Pablo Alfaro

Cada vez los veranos son más cortos. En lo vital, porque las vacaciones ya no son las de la infancia, las del colegio. En lo futbolístico, porque cada vez la temporada empieza antes. Ya apenas hay diferenciación entre una y otra. No nos dejan tener ese parón que marque bien el fin y el inicio de nuevas temporadas, de nuevas ilusiones. No nos dejan echar de menos el tener ganas de fútbol.

Cuando el verano era prolongado, también lo era más sosegado: se fichaba a cuatro o cinco futbolistas a lo sumo. Tenías conocimiento de posibles novedades una o dos veces al día (por prensa en papel y por radio). Esperabas que cayera algún fichaje importante para ver si renovabas o no. Ahora estamos poseídos y desposeídos por las redes sociales. Ahora todo es más fugaz, más rápido, más insoportable. Hay que opinar a cualquier hora. Sentenciar. Decir quién sirve y quién no. Predecir la temporada desde un chiringuito.

Vivimos tiempos de instantaneidad. De inmediatez. Ya se hacen balances de una planificación a mediados de julio. Se piden ceses en los primeros días de agosto. Hay jugadores que hay que echar tras verlos tres partidos. Y todo envuelto de ese concepto tan manido que es la exigencia. Exigencia, no. Impaciencia.

Escribo estas palabras y aún no se ha cerrado el mercado de fichajes (aunque llevemos ya nueve partidos oficiales). ¿Que qué me parece el equipo, la plantilla? No soy un buen escudriñador. A mí me ilusionó el fichaje de Oulida… Lo que he visto me ha gustado. Me gusta el portero, los nuevos centrales, los medios y el delantero fichado. Pero, por encima de todo, me gusta el entrenador. Esa sobriedad soriana y ese gusto tan raro en el fútbol por no hacer (decir) cosas raras, me agrada. Y mucho. Lo que no sé si me gustará es lo que se deje de fichar. Espero que no dejen el trabajo para diciembre.

De la temporada deseo que en abril estemos organizando algún viaje. En mayo espero no poder asistir el jueves a la Feria. Eso es en lo pragmático. En lo teórico, preveo un equipo bien trabajado, solidario y con velocidad. ¿Nos dará eso para que en abril estemos organizando algún viaje o para que en mayo no podamos ir a la Feria el jueves? No lo sé. Tan importante es tu planificación, tu plantilla, tu juego, como la del resto. Si los demás no han hecho su trabajo, el nuestro será más sencillo. Y viceversa.

Espero que sea una temporada larga, de muchos partidos, de muchos viajes. Y, sobre todo, que podamos sacar el autobús a la calle. Y, con él, los sueños que ni me atreví a tener antes de 2006.

¡Viva el Sevilla! Compartimos afición

COMMENTS

WORDPRESS: 0