Espesa imagen para despedir la fase de grupos

Espesa imagen para despedir la fase de grupos

Manchester United, PSG, Roma, Manchester City, Besikas o Tottenham será el rival del Sevilla en los octavos de final. 

Marcucci: “A veces no se pueden lograr todos los objetivos que te planteas en un partido”
Marcucci: “Si creemos que esto está resuelto, no la pasaremos bien”
Diez jugadores que explotaron en el Sevilla y fracasaron al marcharse

El Sevilla ha vuelto a colarse un año más entre los 16 mejores equipos de Europa. El próximo lunes será el sorteo que dice los cruces de los octavos de final de la Champions League. Al igual que la campaña pasada, el Sevilla se ha clasificado como segundo de grupo, mientras que el Liverpool ha sido el líder del mismo. El partido que cerró la fase de grupos disputado en Eslovenia finalizó con empate a uno ante el Maribor y los nervionenses no se marchan con las mejores sensaciones de la fase de grupos.

Sin recursos

El Sevilla volvió a mostrar sus carencias en Eslovenia. Encadenaba varios partidos con un buen resultado y mostrando la mejor imagen de la temporada hasta la fecha. Pero en Máribor volvió a saltar al césped un Sevilla náufrago y sin ideas. En la primera parte no pudo encontrar los huecos en la defensa local. El equipo de Ernesto Marcucci apenas mostró movilidad entre líneas y Banega no encontró apoyos para generar peligro. En la segunda parte, la situación mejoró algo y pudo resquebrajar la defensa del Maribor. Una escasez de peligro que no es el mejor precedente al Bernabéu.  Además, concedió errores defensivos que llevaron al gol esloveno. Marcos Tavares remató solo, sin oposición.

Banega y Ganso lo intentaron

Ambos fueron lo más destacado en el equipo de Nervión. El argentino tomó una vez más la manija del equipo e intentó generar el mayor juego posible del Sevilla. Esta vez sin la compañía de otro hombre creativo como Franco Vázquez, se vio agobiado en ocasiones por la falta de apoyo. Fue Krohn-Dehli quien conformó el centro del campo junto a Pizarro y Banega. Libró al ex del Inter en trabajo defensivo pero no acompañó en la construcción del juego.

Ganso disfrutó de minutos y vio puerta de nuevo. Fue al autor del gol del empate, aunque con algo de fortuna. El brasileño también pudo hacer el segundo tanto rojiblanco pero no alcanzó a rematar en el segundo palo después del empate. Se mostró muy activo en la parcela ofensiva y quiso convencer a Marcucci que está listo para volver al equipo. El brasileño aprovechó la ocasión.

Correa, ausente

A diferencia del partido ante el Dépor, la banda izquierda estuvo ocupada por Correa. El argentino debía dar electricidad y chispa al Sevilla para dar algo diferente al equipo pero la cosa quedó en una simple idea. Ninguno de los de arriba estuvo activo pero Sarabia y Ben Yedder dieron algo más en comparación con el argentino. Era un partido para desquitarse y pedir sitio. A pesar de disputar los noventa minutos, solo protagonizó una ocasión de gol. Un disparo con la zurda dentro del área que se marchó por el lateral de la red. Ni por zonas exteriores ni por interiores. Correa no tuvo su mejor noche y la banda izquierda no tuvo un papel protagonista. 

Foto de perfil de Facebook

Estudiante de periodismo en la US.
Fútbol en la tinta del bolígrafo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0