A Sergio Escudero le ha costado sudor y sangre llegar a lo más alto, pero a día de hoy nadie duda de que se trata de uno de los mejores laterales izquierdos de La Liga y, por supuesto, firme candidato al puesto en la Selección Española.

Largo camino hasta la cima

Un joven Escudero (izq.) en la semifinal de la Champions frente al Manchester United. (Foto: Jamie McDonald/ Getty Images)

Si bien el vallisoletano siempre apuntó buenas maneras, su camino no ha sido nada fácil: desde Valladolid se marchó muy joven a un Real Murcia que en el año 2007 militaba en Segunda División. Allí completó tres buenos años que acapararon las miradas de varios clubes, incluido el Real Madrid. Sin embargo, el lateral decidió escoger otro camino y con sólo 19 años hizo las maletas y puso rumbo al Schalke 04. En Alemania coincidió con Raúl y logró un gran rendimiento, llegando a disputar unas semifinales de Champions League. Tras dos temporadas y media y la marcha de Felix Magath, el entrenador que apostó por él, Escudero fue perdiendo protagonismo y decidió que era el momento de volver a España, donde firmó por el Getafe. Bastaron dos temporadas a gran nivel para que en Nervión no se lo pensaran. Su precio, tres millones de euros.

Del banquillo a indispensable

En 2015, Tremoulinas arrancaba como presumible lateral izquierdo titular del equipo, pero sus continuas lesiones y la sorprendente progresión del recién fichado Escudero pronto obligaron a Unai Emery a alternarlos en el puesto. A finales de temporada no había dudas. Escudero era titular indiscutible y ganaría la primera Europa League de su palmarés, quinta del Sevilla, ante todo un histórico como el Liverpool.

Escudero en un partido de Liga frente al Español.

Al comenzar la temporada 2016-2017, y ya con Sampaoli como técnico, Escudero terminó por despuntar, realizando la mejor temporada de su carrera hasta la fecha y siendo uno de los protagonistas del fútbol total que durante un buen tramo de Liga desplegó el equipo. Además, fue convocado por primera vez con la Selección Española, aunque su debut en el combinado nacional aún no ha tenido lugar, algo que sorprende dado que es uno de los principales candidatos para ocupar el puesto en el Mundial de Rusia 2018.

 

Rapidez, recorrido, buen toque de balón y llegada constante al área rival, incluso con algún que otro gol, han terminado por hacer de Sergio Escudero uno de los mejores laterales de la Liga, compitiendo de tú a tú con los Marcelo, Jordi Alba o Filipe Luis que destacan en la demarcación.

Por su parte, Eduardo Berizzo, quien confía plenamente en el rendimiento del jugador, solamente cuenta con él como único lateral izquierdo del plantel ante el frustrado fichaje de Amavi, algo que deberá solucionarse  en los próximos días, antes de que se cierre el mercado de fichajes. Mientras tanto, el Sevilla tiene lateral izquierdo para rato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here