Rakitic y Sarabia esperan un córner en la final de Copa | Imagen: Javier Barroso

Ivan Rakitic es uno de los jugadores más queridos por la afición sevillista. Su paso por Nervión marcó un antes y un después en su vida. Aquí conoció a la que es su mujer, sus hijos son sevillanos y en el Sevilla se dio a conocer al mundo. Sus grandes actuaciones le valieron, ni más ni menos, para ser considerado uno de los mejores centrocampistas del continente. En el FC Barcelona sigue rindiendo a un gran nivel, pero parece que su etapa blaugrana está acabando. El club catalán le ha puesto el cartel de transferible, según informan medios cercanos al club. Todo parece apuntar a una conjunción de astros para que se produzca la tan ansiada por los aficionados nervionenses vuelta de Rakitic a Sevilla.

Transferible

Su situación en el FC Barcelona es clara. El conjunto de la Ciudad Condal fichó en el mercado de invierno a Frenkie De Jong por unos 75 millones de euros, y para acometer más fichajes necesita hacer caja. En el croata ven una oportunidad para poder cuadrar las cuentas. Y es que no dejarán salir al centrocampista por menos de 50 millones. Esa cantidad es casi inalcanzable para el Sevilla. Parece ser que el Inter es el que tiene la delantera y algunos medios de la prensa italiana dan por hecho el fichaje. Operación complicada para Monchi, pero si alguien es capaz de hacerlo, es él. En Italia su sueldo será mayor, pero el cariño y aprecio que recibiría en Sevilla sería incalculable. La decisión está en la mano de Rakitic, pero si el club realmente quiere su vuelta, debería demostrarlo.

Proyecto ambicioso

Desde que Monchi volvió a casa, el de San Fernando ha ido pregonando que el proyecto que le ha ofrecido el club es ambicioso. Por lo tanto, el sevillismo está muy ilusionado de cara a la plantilla de la próxima temporada. El Sevilla tiene dinero en caja y al mejor director deportivo que se pueda tener. Y una demostración clara de que el proyecto no es un farol es la vuelta de Rakitic. El croata siempre ha tenido guiños hacia el Sevilla. El coqueteo entre la afición y el jugador es continuo. Ante los medios él siempre ha expresado su sevillismo, y cada vez que tiene días libres se acerca a la capital andaluza. Desde vídeos motivacionales hasta en sus fiestas de cumpleaños. El croata está enamorado del club y de la ciudad. Sin ir más lejos, en la pasada Feria de Abril se le pudo ver con su familia. Este hecho no ha gustado nada en Barcelona, porque se produjo horas después de su eliminación en Champions. El verano se acerca y el desenlace también. Parece que todos los caminos llevan a su vuelta, pero no será nada fácil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here