Eduardo Arenas: “El sevillismo debe saber que el proceso de venta del Sevilla está bastante avanzado”

Eduardo Arenas: “El sevillismo debe saber que el proceso de venta del Sevilla está bastante avanzado”

Castro: “Que los canteranos sientan que pueden jugar en el primer equipo”
Existe un equipo llamado Sevilla Atlético
Pepe Castro: “La intención del equipo es la de intentar una gran gesta”

La polémica surgida en torno al accionariado sevillista no es un secreto para nadie e, incluso, la afición ha dejado ver alguna que otra vez en el estadio su descontento para con la directiva. Y es que la posibilidad de que un nutrido bloque de la masa accionarial de la sociedad pase a manos extranjeras parece haber sembrado en el sevillismo la duda y la intranquilidad. A todo ello se sumaría la falta de información proporcionada al respecto. Por ello, y con la intención de acercar la actualidad sobre este tema a los lectores, entrevistamos a Eduardo Arenas, presidente de Accionistas Unidos SFC. Sin duda alguna, un testimonio fehaciente de la postura en que se encuentra la gran mayoría de los accionistas minoritarios.

La Colina de Nervión: ¿Qué es Accionistas Unidos SFC y a qué se dedica como asociación de filiación sevillista?

Eduardo Arenas: Accionistas Unidos nació en 2017 de la fusión de la Asociación de Pequeños Accionistas (APA) y Voz del Sevillismo. Lo hicimos porque los caminos de ambas asociaciones eran paralelos, teníamos intervenciones parecidas en las juntas generales y pensamos que era el momento de unirnos. Mediante AUSFC, pretendemos ser una asociación que represente a los accionistas y aficionados del sevillismo de base, partiendo de que entendemos siempre que los accionistas minoritarios también somos aficionados. Nosotros pretendemos unir acciones con tres objetivos básicos. El primero: mantener el modelo actual de entidad que tantos éxitos nos ha dado, una entidad con un capital repartido entre sevillistas sin que haya un dueño mayoritario. El segundo: mantener el modelo de gestión, para que sigan y deban seguir existiendo sevillistas en la gestión de la entidad. Para nosotros, que en este verano hayan entrado Joaquín Caparrós, Carlos Marchena y Paco Gallardo en la dirección deportiva es una gran alegría porque entendemos que es una garantía de que se van a hacer las cosas bien. Son personas con capacidad y que sienten al Sevilla igual que nosotros. Siempre hemos dicho que en una sociedad anónima deportiva se administran capital y sentimiento. El tercero: que nos oponemos a la entrada de capital extranjero y extraño en el club. Siempre hemos querido que la legislación en España se parezca al modelo alemán, en el que se exige un mínimo de veinte años de fidelidad a la entidad para poder manejar un paquete significativo de acciones y nadie puede tener más del 50% de las acciones, evitando así la llegada de posibles especuladores que puedan hacer una gestión negativa, e incluso especulen con el patrimonio del club.

LCDN: ¿Hasta qué punto debe preocuparse el aficionado sevillista por la situación accionarial actual?

EA: Son momentos de gran preocupación porque puede cambiar el modelo de entidad que tantos éxitos nos ha dado. Puede cambiar porque hemos confirmado la existencia de la sociedad Sevillistas Unidos 2020 SL, con la que podría llegar capital extranjero al club. El momento de preocupación se acentúa ante la falta de contestación por parte de los grandes accionistas y del presidente en particular. Han pasado ya casi tres meses desde que la Federación de Peñas y AUSFC enviamos a los grandes accionistas una propuesta de modificación de los estatutos para blindar el Sevilla. Lo alarmante es que a día de hoy no hemos recibido respuesta, y eso crea preocupación. Demandamos transparencia porque desde que el sevillismo se movilizó para evitar el descenso a Segunda División B en agosto de 1995, el sevillista se siente muy responsable de lo que le pueda pasar a su entidad. Ante la falta de transparencia, nosotros pretendemos informar al aficionado. Es un servicio para la afición y el Sevilla Fútbol Club.

Son momentos de gran preocupación

LCDN: ¿Creen ustedes que toda esta coyuntura puede poner fin al crecimiento económico, administrativo y deportivo del Sevilla?

EA: Como dice el señor Caparrós, “el Sevilla es muy grande”, y como decía D. Francisco Alba, “por muy mal que se le pongan las cosas, el Sevilla siempre sigue adelante”. Pienso que el Sevilla va a seguir creciendo porque no conozco en España una sociedad anónima deportiva que tenga una afición como la del Sevilla. Aun así, la falta de transparencia por parte del señor Castro y los grandes accionistas nos hace pensar en un movimiento especulativo que no nos gusta.

LCDN: ¿Qué mensaje le mandaría usted a los accionistas minoritarios que en estos momentos quieren vender sus acciones?

EA: Sevillistas somos todos, pero dentro de los sevillistas hay dos tipos de accionistas: los que le dan valor económico a sus acciones y la venden y  los que consideramos las acciones como el carné, es decir, nuestro carné no lo vendemos y no se transfiere a nadie; pues con las acciones exactamente igual. El mensaje es claro, que todos aquellos sevillistas que consideren sus acciones como el carné se agrupen. Queremos llegar al 5 % porque así podremos activar una serie de mecanismos de vigilancia que pueden ser muy buenos para el Sevilla. Queremos poder vigilar, controlar y aportar soluciones a los problemas del club.

LCDN: Ustedes pretenden buscar apoyos suficientes para convocar una junta general, pero ¿se ha planteado alguien buscar ese apoyo en el paquete accionarial de la familia Del Nido?

EA: Según nuestro documento de agrupación, serán nuestros agrupados en la próxima reunión quiénes decidan si convocamos la junta general o no. En realidad, la búsqueda del 5 % responde más a la posibilidad de poder hacer un complemento de convocatoria en el orden de la junta general anual. El más importante, en este caso, sería una modificación en los estatutos que permita blindar el Sevilla y, especialmente, el Sánchez-Pizjuán y la ciudad deportiva. Nosotros nos hemos reunido con todos los grandes accionistas del club; solo hemos rechazado una propuesta de reunión que nos llegó de un representante de un fondo de inversiones de Hong Kong, ya que nuestro objetivo de agrupación es contrario al capital extraño y extranjero. Accionistas Unidos se sienta y se sentaría con la familia Del Nido, el señor Castro y cualquiera que pretenda el bien del Sevilla, aunque lo primero en esas reuniones sea la respuesta de si aprueban o no la modificación de estatutos para blindar el Sevilla. Con los actuales estatutos, cualquier persona que comprara el 50,01% de las acciones podría vender, disponer o hipotecar el Sánchez-Pizjuán, de ahí que nos preocupe que los grandes accionistas no respondan a nuestra propuesta. Son tan sevillistas como nosotros, pero consideramos que no están actuando como debieran para con la afición.

Cualquier persona que comprara el 50,01% de las acciones podría vender, disponer o hipotecar el Sánchez-Pizjuán

LCDN: ¿Cuáles son esas modificaciones en los estatutos que ustedes pretenden hacer para conseguir el blindaje que tanto desean?

EA: En primer lugar, que sea necesario el 75 % de las acciones en primera convocatoria y el 70 % en segunda, para que alguien pueda disponer del estadio y la ciudad deportiva. En segundo lugar, que el derecho de voto se limite al 30 % por mucho que la posesión de acciones supere ese porcentaje. Por último, que el abonado sevillista tenga preferencia sobre los extraños o extranjeros a la hora de adquirir acciones que se salgan a la venta o de cara a futuras ampliaciones de capital

LCDN: ¿De dónde deriva ese miedo al capital extranjero?

EA: Más que de miedo deberíamos hablar de oposición. Nuestra oposición se basa en que en ninguna de las sociedades anónimas deportivas de España los extranjeros han venido diciendo qué es lo que quieren hacer, cuáles son sus proyectos para el club, su plan de negocios, cuál es su pacto de socio, etc… Y eso ya está pasando en el Sevilla, porque Sevillistas Unidos 2020, cuyo único socio es una empresa llamada Nutmeg Acquisition, domiciliada en el registro mercantil de Delaware (Estados Unidos), ya ha comprado acciones del club y aquí nadie ha venido a explicar cuáles son sus planes con el Sevilla.

LCDN: ¿Piensan que se haya actuado de forma clandestina en esta venta de acciones? 

EA: Nosotros lo que tenemos claro es que se ha producido una compra voraz de acciones. En el mes de febrero, nos llegó por parte de muchos accionistas el testimonio de que estaban recibiendo llamadas de corredores que compraban acciones para el señor Del Nido. Incluso, recibían en sus casas folletines informativos con distintos importes. Nos dicen que los vendedores piensan que el comprador es el señor Castro y que cuando salen de la oficina se encuentran con que las acciones las recibe Sevillistas Unidos 2020. Esa es la información veraz con la que nosotros contamos ahora.

LCDN: ¿Aceptarían ustedes la entrada de capital extranjero con la condición de que fuera solo un porcentaje mínimo de acciones el que controlara?

EA: Si vienen con transparencia y claridad nos sentaríamos con ellos igual que nos hemos sentado con los grandes accionistas. Se podría llegar a un acuerdo con el capital extranjero sobre cuestiones de marketing, derechos televisivos y otros asuntos del negocio que genera el fútbol. El problema es que venga alguien que considere el Sevilla como una empresa más y el Sánchez-Pizjuán como un inmueble más y puedan especular con el patrimonio labrado por todos los sevillistas. Los sevillistas hemos adquirido el patrimonio aportación a aportación y nadie nos ha regalado nada, de ahí la necesidad de blindar el Sevilla.

Los sevillistas hemos adquirido el patrimonio aportación a aportación, y nadie nos ha regalado nada

LCDN: ¿Qué información tienen ustedes sobre la sociedad Sevillistas Unidos 2020?

EA: A partir del trabajo realizado, sabemos que lo que ha habido ha sido un apoderamiento por parte del señor Andrés Blázquez y que el fin del apoderamiento es la compra de acciones. El cambio de nombre de Triple Siete Adquisiciones a Sevillistas Unidos 2020 indica que la sociedad se crea para intervenir en el Sevilla. Según el registro mercantil, el dueño de la sociedad es Nutmeg Acquisition, de Delaware. A finales de julio, le comunicamos al Consejo Superior de Deportes que investigara esta asociación. Como he dicho antes, el Sevilla seguirá creciendo porque tiene una gran afición, pero el sevillismo debe saber que el proceso de venta del Sevilla está bastante avanzado.

El proceso de venta del Sevilla está bastante avanzado

LCDN: ¿Han sido engañados los vendedores de acciones? Se dice que no sabían que vendían a Andrés Blázquez…

EA: Lo que a nosotros nos ha llegado de los accionistas vendedores es que cuando se ponían en contacto con ellos para comprar acciones creían que era en nombre de Pepe Castro y, una vez firmado el contrato, se encontraban con que la persona que figuraba en ellos era Andrés Blázquez Ceballos como representante de Sevillistas Unidos 2020. A muchos de ellos se les han puesto muchas trabas para proporcionarles el contrato, incluso algunos tuvieron que hacerles fotos y otro recibían el contrato días antes de firmarlo.

LCDN: Ustedes afirman que se han estado comprando acciones muy por debajo de su verdadero valor. ¿Cuál es el valor real de una acción del Sevilla a día de hoy?

EA: Según la última valoración que ha hecho la consultora KPMG, el Sevilla se encuentra entre los treinta equipos europeos más valorados e, incluso, es el sexto equipo que más se ha revalorizado en la última temporada. En el último informe realizado en mayo de 2018, se establece el precio de la acción del Sevilla en 3.089 euros y, aunque no tenemos cifras exactas, el precio al que se están comprando las acciones oscila entre los 1.200 y  los 1.500 euros. En definitiva, un precio muy por debajo de lo que KPMG dice que vale.

El Sevilla se encuentra entre los treinta equipos europeos más valorados

LCDN: Como sevillista, presidente de Accionistas Unidos y portavoz suyo, ¿piensa que se está traficando con el sentimiento del sevillismo?

EA: Lo que sí creo es que los grandes accionistas, y en especial Pepe Castro como presidente de la entidad, no están actuando con la transparencia que se les exige. Para saber si sus intereses personales están por encima de los intereses del Sevilla, hay dos pruebas del algodón. Una será si apoyan o no la modificación de estatutos y la otra, si la lucha por el poder en el Sevilla se antepone a los intereses del club. En caso de negarse a la primera, la pregunta será por qué no quieren blindar el Sevilla.

LCDN: ¿Se ha sumado la masa accionarial del Sevilla a la cada vez más actual corriente de utilizar el deporte en favor de uno mismo?

EA: El tiempo lo dirá y serán los grandes accionistas quienes tengan que responder a esa pregunta. La realidad es que el deporte y en especial el fútbol cada vez genera más dinero y más poder, pero nosotros creemos que se puede ostentar el poder y seguir las normas de buen gobierno y de respeto con los aficionados. Nosotros seguimos pensando que el dirigente de fútbol que se olvida del sentimiento tiene un recorrido muy corto.

El dirigente de fútbol que se olvida del sentimiento tiene un recorrido muy corto

LCDN: ¿Cree que Castro debe dimitir? 

EA: Yo sería un mal representante si adelantara una opinión antes de escuchar a los agrupados en la próxima reunión, pero por la experiencia… me atrevo a dar una opinión personal. Para nosotros, no cabe hablar ni de dimisiones ni de luchas por el poder. De lo que nos toca hablar es de si los grandes accionistas van a apoyar la modificación de estatutos para blindar el club. Eso es lo prioritario y después, cuando toque, se hablará de personas.

LCDN: ¿Cree que una hipotética dimisión de Pepe Castro podría ser el detonante de una venta definitiva?

EA: Esa es una pregunta que solo el tiempo podrá responder. Es una reflexión que aún no me he planteado porque lo prioritario es la modificación de estatutos. Eso le daría al sevillismo la tranquilidad que ahora no tiene.





COMMENTS

WORDPRESS: 0