Los diez entrenadores con más partidos al frente del Sevilla

Los diez entrenadores con más partidos al frente del Sevilla

Desde Antonio Barrios, con 99 partidos, hasta Joaquín Caparrós, con 226 presencias al frente del conjunto nervionense

 

Caparrós sólo ha perdido una vez en el Villamarín
Banega y Sarabia, próximos a renovar
Roque Mesa y el Sevilla FC, ante la necesidad de entenderse

 

Por el banquillo del Sevilla han pasado muchos entrenadores de todas las nacionalidades, la mayoría de ellos españoles, pero también argentinos, húngaros, algún escocés, inglés, brasileño, griego, chileno, irlandés y uruguayo. Algunos han tenido más protagonismo que otros. Pero no muchos han tenido el honor de haber dirigido al conjunto de Nervión en más de 100 partidos. He aquí los diez técnicos que más veces se han sentado en el banquillo sevillista, desde Joaquín Caparrós, que aún mantiene el récord, con 226 encuentros, hasta Antonio Barrios Seoane, que se quedó a uno de la barrera de los 100.

Antonio Barrios Seoane

Antonio Barrios llegó al Sevilla en la temporada 60/61, procedente del Elche. Dirigió al cuadro nervionense durante tres campañas, hasta 1963 y, posteriormente, en la 67/68. Su paso por Nervión tuvo luces y sombras. En su segundo año al frente del equipo, terminó sexto clasificado y jugó la final de la Copa de España ante el Real Madrid, cayendo derrotado por 2-1. Ese subcampeonato le valió al Sevilla para disputar la Repoca en la temporada siguiente. Sin embargo, ese año fue destituido ante la deriva negativa del conjunto sevillista y su lugar lo ocupó Juan María Busto. Cuatro años después, el técnico vizcaíno volvió al banquillo de Nervión durante una temporada más. En total, fueron 99 partidos los que dirigió al Sevilla.

Luís Cid Carriega

Llamado “El gallego sabio”, Luís Cid Carriega dirigió al Sporting de Gijón y al Zaragoza, antes de recalar en la capital hispalense. Estuvo tres temporadas al frente del Sevilla, desde 1976 a 1979. En ese tiempo, alternó algunos partidos atractivos con otros muchos de mal juego. Fue el año del fichaje de Scotta. En su segundo año, el equipo quedó octavo en la tabla. Para la temporada 78/79, el Sevilla hizo un tremendo esfuerzo económico para fichar a Bertoni, delantero argentino que se había proclamado campeón del mundo con Argentina meses antes. El fichaje costó 60 millones de pesetas de entonces y formó el triplete junto a Scotta y Montero. Sin embargo, el equipo no pasó de la undécima posición al final del campeonato. Fue relevado por Miguel Muñoz. Carriega estuvo al frente del Sevilla en 102 partidos.

Ramón Encinas 

Ramón Encinas es uno de los mejores entrenadores de la historia del Sevilla. Dirigió al cuadro nervionense en tres etapas y en su haber cuenta con tres Copas de Andalucía, una Copa de España y el único título de Liga que posee el club hispalense. Su papel en la entidad fue determinante, ya que no fue sólo un entrenador, sino que se erigió en la figura de mánager y secretario técnico.

La primera etapa de Ramón Encinas en Sevilla arrancó en 1925 y duró tres temporadas en las que ganó tres Copas de Andalucía consecutivas. Más adelante, regresó por otras tres campanas en la 33/34. Ese año ascendió al equipo a Primera y en 1935 consiguió el primer título nacional para el cuadro hispalense, al ganar la Copa de España por 3-0 al Sabadell. Sin embargo, al año siguiente, el equipo no cuajó un buen ejercicio y estuvo a punto de descender. El estallido de la Guerra Civil alejó nuevamente al técnico gallego de Nervión, que decidió marcharse a Galicia con su familia.

Después de hacer campeón de Liga al Valencia y pasar por el Real Madrid discretamente, volvió por tercera vez al Sevilla en la temporada 45/46. Ese año, el conjunto nervionense se proclamó campeón de Liga por primera y única vez hasta la fecha. Era la época de grandes jugadores como Busto, Arza, Alconero, Antúnez, Araujo, López o Joaquín. En la siguiente campaña, el rendimiento del equipo bajó y finalizó en sexta posición. Encinas abandonó nuevamente la disciplina sevillista para marcharse a Inglaterra, con la intención de enriquecer sus conocimientos futbolísticos.

Un año más tarde, el gallego volvió de nuevo al Sevilla, pero ya no para ocupar el cargo de entrenador, sino como mánager, una nueva figura que había exportado de Inglaterra. Luego se convirtió en secretario técnico, puesto que desempeñó hasta 1958. Durante ese tiempo, suyas fueron algunas de las decisiones más determinantes en el club, como nombramientos de entrenadores y fichajes. Como técnico, dirigió al Sevilla en 106 partidos.

Guillermo Campanal

El que fuera gran delantero y uno de los mejores jugadores de la historia del Sevilla, Guillermo Campanal ocupó el banquillo de Nervión durante cuatro temporadas, desde 1949 hasta 1953. Su primer año al frente del equipo no fue bueno, quedando el décimo en la tabla. Sin embargo, su rendimiento mejoró considerablemente, consiguiendo el subcampeonato al año siguiente, un sexto y un quinto puesto. También dirigió al Sevilla en la última jornada de la Liga 56/57, sustituyendo a Helenio Herrera, consiguiendo un empate que valió para proclamarse subcampeón y disputar la Copa de Europa la temporada siguiente. En total, estuvo al frente del equipo en 133 partidos y ocupó diferentes cargos dentro de la entidad en las décadas siguientes.

Juande Ramos

Juan de la Cruz Ramos comparte con Guillermo Campanal el número de partidos dirigidos al Sevilla, 133. Llegó en 2005, tras la marcha de Joaquín Caparrós. Con el técnico manchego, volvieron los títulos y se dio inicio a una nueva época dorada en Nervión. En su primera temporada, el Sevilla conquistó la Copa de la UEFA, el primer título europeo en su historia, al golear 4-0 al Middlesbrough. Unos meses después, el cuadro hispalense ganó la Supercopa de Europa ante el Barcelona.

La segunda temporada de Juande fue aún más exitosa, con un histórico doblete, al conseguir ganar por segunda vez consecutiva la Copa de la UEFA, ante el Espanyol, y ganar la Copa del Rey, ante el Getafe. Ese mismo año, el conjunto hispalense peleó la Liga hasta la última jornada, junto a Real Madrid y Barcelona, quedando finalmente el tercero clasificado. Meses después, el Sevilla se impuso al Real Madrid en la Supercopa de España, con un histórico 3-5 en el Santiago Bernabéu. En 2007, el Sevilla fue nombrado mejor Club del Mundo por parte de la IFFHS.

Sin embargo, el final del manchego en Nervión no fue tan bueno. A comienzos de su tercera temporada, abandonó el Sevilla para entrenar al Tottenham. Es el entrenador que ha ganado más títulos en la historia del Sevilla.

Manolo Jiménez

Manolo Jiménez dirigía al Sevilla Atlético, al que hizo ascender a Segunda División, cuando fue llamado para sustituir a Juande Ramos. En la temporada de la Champions League, el de Arahal consiguió enderezar el rumbo del equipo en la Liga, alcanzando la quinta plaza. Sin embargo, en la competición europea, el Sevilla cayó eliminado en octavos ante el Fenerbaçhe.

La temporada 2008/2009 fue muy buena en la competición doméstica. El ex jugador sevillista e internacional con España clasificó al Sevilla en tercera posición, lo que le permitió volver a la Champions por la vía directa. Ese mismo año, llegó a semifinales de la Copa del Rey. En la campaña siguiente, Manolo Jiménez logró meter al Sevilla en una nueva final, esta vez de Copa del Rey. En cambio, el Sevilla cayó eliminado nuevamente en octavos de final en la Champions, ante el CSKA de Moscú y en Liga la marcha del equipo no era buena en el tramo final del campeonato, hecho que motivó la destitución del arahalense, después de 136 partidos dirigidos. Su lugar lo ocupó otro hombre de la casa, Antonio Álvarez, quien consiguió ganar la final de Copa al Atlético de Madrid.

Helenio Herrera

Conocido como H.H., Helenio Herrera fue uno de los mejores entrenadores del Sevilla y del fútbol, en general. Llegó al banquillo de Nervión en la temporada 53/54 y acabó quinto. En las tres temporadas siguientes, el cuadro sevillista finalizó segundo, tercero y, nuevamente, segundo, aunque en esta última campaña, fue destituido antes del final de Liga y Guillermo Campanal dirigió al equipo en la última jornada.

El técnico argentino se vio envuelto en una polémica al final de su etapa en el Sevilla. La prensa de Barcelona publicó una información en la que afirmaba que Helenio Herrera se había comprometido con el club azulgrana. Esto hizo que el entonces presidente sevillista, Ramón de Carranza, denunciara a H.H. ante la FIFA y el máximo órgano del fútbol lo suspendió con cinco años sin entrenar. Aun así, el entrenador argentino fichó por Os Belenense portugués. Sin embargo, el Sevilla levantó la sanción a Helenio Herrera, ante la insistencia del Barcelona, y acabó fichando por el conjunto catalán, a cambio de 5 millones de pesetas.

En los sesenta, Helenio Herrera se erigió como uno de los mejores entrenadores, al conseguir ganar la Copa de Europa con el Inter de Milán, con un sistema de juego basado en la solidez en defensa, que en Italia bautizaron como ‘Catenaccio’. El entrenador argentino estuvo al frente del Sevilla en 138 partidos.

Manolo Cardo 

Es uno de los entrenadores que más veces han ocupado el banquillo sevillista. Procedente de las categorías inferiores, Manolo Cardo se hizo con las riendas del equipo a mediados de la temporada 81/82, en sustitución de Miguel Muñóz, ocupando la penúltima plaza de la tabla. Tras una gran segunda vuelta, el Sevilla logró quedar séptimo, puesto que le valió para jugar la UEFA el año siguiente. Como buen conocedor de la cantera, hizo debutar a jugadores como Francisco, quien tendría una presencia importante también en la Selección Española.

En su segunda temporada, el coriano consiguió una quinta meritoria plaza, que le dio acceso por segundo año consecutivo a la competición europea. Pero las campañas sucesivas no fueron tan buenas. El equipo ocupó puestos intermedios y al final de la temporada 85/86, Manolo Cardo decidió poner fin a su etapa como entrenador del Sevilla, después de 178 encuentros.

Unai Emery 

Unai Emery llegó al Sevilla en enero de 2013 para sustituir a Míchel, ante la deriva negativa del equipo. Su labor no fue suficiente para que el conjunto hispalense superase la novena posición en la tabla. No obstante, el equipo pudo participar en la UEFA la temporada siguiente, debido a la sanción del organismo europeo al Málaga y Rayo Vallecano, por motivos económicos. En la temporada 2013/2014, Unai Emery devolvió al Sevilla a la zona alta del campeonato, consiguiendo la quinta plaza, y conquistó la Europa League por tercera vez para el cuadro nervionense, derrotando al Benfica en la tanda de penaltis.

El ejercicio 2014/2015 fue aún mejor que el anterior. El Sevilla repitió el quinto lugar en Liga, pero batió el récord de punto, con 76, un logro que todavía conserva el técnico guipuzcoano. Además, el conjunto hispalense se hizo con su segunda Europa League consecutiva y la cuarta en total, al imponerse al Dnipro en la final, convirtiéndose en el equipo más laureado en la historia de la competición. Ese triunfo el dio el billete directo a la Champions League el año siguiente.

En la campaña 2015/2016, el Sevilla volvió a disputar la máxima competición continental, quedando encuadrado en el grupo de la muerte junto a Juventus, Manchester City y a Borussia Mönchengladbach. Finalmente, no pudo superar la fase de grupos, pero un gol de Llorente en la última jornada, ante la escuadra Bianconera, sirvió para certificar su presencia en la Europa League. Mientras en la Liga, la marcha del equipo no era buena, con una mala primera vuelta y sin ganar ningún partido fuera de casa, en Europa era otro cantar. El conjunto de Nervión volvió a meterse en la final de la Europa League, donde se encontró con el Liverpool. En un partido muy difícil, el Sevilla supo reponerse al gol inicial de los ingleses y consiguió un extraordinario triunfo por 3-1, en una segunda parte asombrosa, con una participación estelar de Coke.

En el verano de 2016, el técnico vasco abandonó la disciplina del club sevillista para marcharse al París Saint Germain, sumando un total de 205 partidos al frente del Sevilla y tres títulos de la UEFA Europa League.

Joaquín Caparrós 

Joaquín Caparrós es, hasta la fecha, el entrenador que más partidos ha dirigido al Sevilla. Fue la apuesta del presidente de la entidad Roberto Alés y del nuevo director deportivo Monchi en la difícil temporada 2000/2001, en Segunda División y con unos problemas económicos que apenas permitían fichar jugadores. Ese mismo año, el técnico utrerano devolvió al equipo a la máxima categoría, proclamándose campeón de Segunda.

Caparrós imprimió al equipo la casta y coraje que había perdido en los años anteriores. Durante las cuatro temporadas siguientes que ocupó el banquillo sevillista, estabilizó al equipo en Primera y lo devolvió a la competición europea en las temporadas 2003/2004 y 2004/2005. En 2005, el utrerano puso fin a su etapa en Nervión, después de sumar 226 encuentros en el banquillo sevillista, y fichó por el Deportivo de la Coruña.

 





COMMENTS

WORDPRESS: 0