Soleado Domingo de Ramos en que el que el filial sevillista se medía al líder de la categoría. La UD Melilla, empatada a puntos con el FC Cartagena, tenía la necesidad de hacerse con la victoria para liderar en solitario la tabla. Por su parte, el conjunto dirigido por Luci, en tierra de nadie y en busca de lograr su objetivo cuanto antes, no pondría las cosas fáciles. El conjunto nervionense se fue creciendo con el transcurrir del partido, muy bien plantado defensivamente y pudiendo haber conseguido los tres puntos. El 0-0 final no hace justicia a la cantidad de ocasiones vistas en el terreno de juego por parte de ambos equipos.

De menos a más

El conjunto dirigido por Luci fue de menos a más en una primera mitad que comenzó dominando el Melilla. No fue hasta el ecuador de la primera parte que el conjunto nervionense, replegado, logró salir con mayor verticalidad y profundidad a las contras generando mucho peligro por ambos carriles. Manu Sánchez estuvo muy atento arriba y Bryan Gil fue muy rápido en las bajadas y en las subidas. Las primeras ocasiones claras llegaron por parte visitante. Heber Pena en el minuto 9 tuvo la primera para la UD Melilla desde la frontal, pero el tiro se desvió. Poco a poco el conjunto nervionense fue ganando en posesión y verticalidad. En el minuto 21 Manu Sánchez puso un buen centro para el remate de Juanpe, pero Dani Barrio estuvo más rápido y lo atajó sin problemas. Así se fueron sucediendo los minutos y los intentos sevillistas. Uno de los más claros lo tuvo Bryan Gil, quien intentó el disparo desde la frontal, el esférico marchó alto. En el minuto 35 Curro se encontró con la portería vacía y tiró a placer. Sin embargo, estaba demasiado alejado y el esférico marchó por encima del travesaño.

Ida y vuelta

El segundo periodo fue un partido de ida y vuelta cargado de intensidad. Comenzó de forma más igualada por parte de uno y otro, siendo el Sevilla Atlético quien fue ganando poco a poco la partida. Además, Javi Díaz estuvo contagiando su seguridad al resto de compañeros. El conjunto nervionense continuó generando mucho peligro por los carriles, mientras que la UD Melilla lo intentaba, sobre todo, por el interior. El ataque visitante estaba protagonizado por Óscar García. En el minuto 54, y tras varias ocasiones anteriores más, fue él el encargado de sortear a la defensa sevillista tratando de sorprender a Javi Díaz. Sin embargo, le pegó muy suave y el cancerbero no tuvo problemas para atajar el balón. También en el minuto 64 tuvo otra gran oportunidad, cuando le pegó desde la frontal ajustado al palo corto, pero Javi Díaz logró despejar a córner. En el caso sevillista, la variedad en quienes protagonizaban las intentonas de anotar el tanto fue notoria: Bryan Gil fue muy desequilibrante, Manu Sánchez, Curro, Amo… En el minuto 78, el defensor nervionense casi logra colar el esférico por la escuadra, pero el guardameta visitante actuó muy rápido.

Se pudo ganar

El Sevilla Atlético planteó un buen partido ante el líder. Tras la forma de caer en Málaga, muchos presagiaban una derrota tortuosa ante la UD Melilla. Más aún teniendo en cuenta la situación en la que llegaba al partido: colíder. Sin embargo, el conjunto sevillista se mostró sólido en todas sus líneas y fue de menos a más en un partido en el que pudo incluso llevarse la victoria. El resultado fue de un empate sin goles, pero sí fueron muchas las ocasiones vistas. Con 42 puntos se coloca el Sevilla Atlético en el puesto 11 de la clasificación, acercándose cada vez más a su objetivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here