Volvió la Liga al Sánchez-Pizjuán pero el equipo nervionense no consiguió pasar del 0-0 frente a un flojo Sporting. El parón de selecciones no sirvió a los de Sampaoli para volver a recuperar ese juego con el que lograban las victorias. Fue un partido con muy pocas ocasiones por parte de ambos equipos, ninguno consiguió generar ningún tipo de peligro en la portería rival. Son ya cuatro las jornadas que el Sevilla FC no consigue una victoria.

El equipo rojiblanco fue muy superior en la posesión de balón, un 70% frente a un 30% del Sporting, pero no eran capaces de culminar las jugadas y marcar. De nada sirve tener el balón si no eres capaz de marcar goles. Las oportunidades que tuvieron los sevillistas también fueron más que las del conjunto de Rubi. Un total de seis tiros a puerta, el más claro, un tiro de Vitolo en el que tuvo que intervenir Cuéllar. La actuación del guardameta sevillista fue casi inexistente, solo tuvo una intervención en todo el partido.

Un partido marcado además de por el pobre juego por parte de los dos equipos, por la actuación del árbitro, Vicandi. La jugada más polémica tuvo lugar en el área del Sporting, una clara mano de Amorebieta que se tuvo que retirar del terreno de juego porque se partió dos dedos, como bien aclaró su entrenador en la rueda de prensa posterior.

Durante la segunda parte, Sampaoli intentó dar aire fresco al encuentro con cambios ofensivos, pero las ideas seguían sin salir. Los sevillistas recibieron un total de tres tarjetas amarillas, dos en la defensa, Mariano y Nico Pareja, y otra para Nasri. En el Sporting recibieron amonestaciones cuatro jugadores, Amorebieta, Xavi Torres, Vesga y Castellano.

Nueva jornada para los sevillistas lejos de la victoria. Toca visitar a uno de los rivales más fuertes de la Liga Santander, el FC Barcelona, que sigue segundo luchando por el liderato. Deberán luchar por recuperar la tercera plaza que se ha perdido tras la pésima imagen mostrada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here