El Sevilla vive una época de crecimiento. Los éxitos recientes sobre el césped se traducen en datos económicos y sociales. El gran esfuerzo económico que se ha realizado en el mercado de fichajes este verano ha ido acompañado por un nuevo récord de abonados. Ello, como dijo José María Cruz en los micrófonos de SFC Radio, «obliga al club a ampliar el aforo». El Sánchez-Pizjuán necesita una remodelación, como también afirman Monchi y José Castro, para la construcción de un tercer anillo, entre otras cosas.

La entidad debe estudiar cómo realizar esta obra de la forma más adecuada posible y para ello hay distintas opciones. Lo seguro es que, de una forma u otra, el estadio sevillista sufrirá una ampliación que hará adaptarse aún más al Sevilla al primer nivel del fútbol español.

Sin dejar de usar el Sánchez-Pizjuán

El director general añadió también que «será una obra a largo plazo, de unos cuatro o cinco años, pero hay que empezar ya». La intención del club, como apuntó él mismo, es la de «terminar el estudio en un año y, en ese momento, comenzar con las obras». Un dato a remarcar es que el Consejo está decidido a que se realicen las obras sin necesidad de dejar de jugar allí; No obstante, Cruz reconoció que, por esa vía, «las obras serán más lentas, más costosas y más incómodas«. Es todo un reto, pero desde el deseo de la directiva es no jugar ni un solo partido fuera del coliseo de Eduardo Dato.

Distintas opciones

Existen diferentes posibilidades para acometer la ampliación que tiene el club en mente. Una de las opciones más probables para el Sánchez-Pizjuán es la de construir el tercer anillo sobre el segundo, haciendo así un estadio más alto en los cuatro sectores. A esta idea se añaden la de construir este nuevo anillo fuera del estadio, algo que afectaría a los alrededores de las instalaciones, o por último, construirlo por gradas. Ello supondría ir por partes, pero no variaría mucho de la primera opción.

Ejemplos de ampliaciones los encontramos en el Benito Villamarín, que sufrió una remodelación casi completa de su tribuna sur, así como la casa del Eibar, que sustituyó toda una tribuna oeste para aumentar su aforo. Equipos como el Atlético de Madrid o el Real Madrid (este último aún como proyecto), han hecho una apuesta por un recinto nuevo, cosa que el Sevilla ni se ha planteado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here