Aún queda más de mes y medio para el mercado de fichajes de invierno, pero la secretaría técnica del Sevilla acelera la máquina en la búsqueda de posibles refuerzos. Aunque hay dos posiciones prioritarias, un central y un delantero con buen olfato goleador, no se descarta que pueda arribar también un tercer hombre para el centro del campo. Y es aquí donde vuelve a cobrar fuerza un nombre ya vinculado con Nervión en el pasado, Marcos Llorente. El centrocampista no tiene sitio en el Real Madrid, lo que aviva la posibilidad de una salida en enero.

Presencia testimonial

Marcos Llorente volvió al conjunto merengue en verano de 2017, después de jugar cedido una temporada en el Alavés, donde ofreció un gran rendimiento. El jugador regresó con el cartel de ser una de las joyas de la cantera blanca, pero su participación con la camiseta madridista ha sido meramente testimonial. Primero, a las órdenes de Zinedine Zidane y, después, con Julen Lopetegui, a pesar de que se esperaba que el rol de Llorente cambiara con la llegada del ex seleccionador al banquillo del Bernabéu. Pero la realidad ha sido bien distinta. El mediocampista blanco solo ha disputado once minutos en la Liga, frente al Español.

Superado por Velarde

La destitución de Lopetegui y la llegada al banquillo de Solari tampoco ha mejorado la situación de Marcos Llorente, que solo ha disputado los noventa minutos del partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, ante el Melilla, un encuentro que el Real Madrid jugó con muchos suplentes, como es habitual. Incluso, podría decirse que el sitio del canterano ha empeorado con el técnico argentino, ya que, en su lugar, apuesta más por Fede Velarde, un joven centrocampista uruguayo que conoce muy bien Solari de su etapa en el Castilla y quien ha ocupado el lugar de Marcos Llorente en las últimas convocatorias.

Salida en enero

Con este panorama, el futuro de Marcos Llorente en el Real Madrid está muy difícil, por lo que una salida en el mercado de invierno sería vista con buenos ojos por el jugador. No tanto por el club merengue, que siempre se ha mostrado reticente a dejarlo marchar. Pero la progresión del centrocampista se ha frenado en las últimas dos temporadas y, lógicamente, un traspaso a otro equipo donde sí pudiera disfrutar de minutos sería lo ideal, tanto para el jugador como para el club.

Aquí es donde entra el Sevilla, que ya ha intentado su fichaje varias veces desde que el canterano regresó a las filas del conjunto blanco, pero nunca consiguió llegar a un acuerdo con el Real Madrid. Ahora, el contexto es diferente y la dirección deportiva podría volver a intentarlo, aunque la prioridad es un central y un delantero. La plantilla cuenta actualmente con 23 fichas, por lo que, si tuviera que llegar un tercer fichaje, habría que desprenderse de un jugador. En este sentido, Borja Lasso, Nolito y Muriel son los que tienen más papeletas para salir, aunque la elevada ficha del sanluqueño, complica su marcha.

Varios pretendientes

No obstante, aunque el rendimiento de Marcos Llorente ha caído en el último año y medio, no le faltan pretendientes que quieren hacerse con sus servicios. Betis y Español siguen muy de cerca al jugador, al igual que el Valencia. También el Alavés, donde el jugador ya rindió de manera brillante, y este año está firmando una gran temporada con Abelardo. Otros equipos de un perfil más bajo, como el Levante y el Leganés, tampoco le quitan el ojo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here