El Sevilla FC tiene por delante dos partidos de vital importancia para volver a reencontrarse con sensaciones positivas y coger altura en este 2019. Sin ir más lejos, el primer objetivo marcado en la agenda sevillista es el de este domingo, frente al Villarreal. A los de Machín solo les vale ganar para no poner en peligro la cuarta plaza y acabar, así, con la mala dinámica de resultados en LaLiga. Una vez pasado ese primer obstáculo, tendrán la visita de la Lazio el miércoles día 20 para disputar la vuelta de los dieciseisavos de la Europa League. Todo ello, el conjunto nervionense lo afrontará sin uno de sus buques insignia, Éver Banega.

El argentino se perderá sendos partidos por sanción. El del Villarreal, debido a que fue expulsado contra el Eibar y en el encuentro de ida frente a la Lazio, recibió la tercera tarjeta amarilla que en competición europea, acarrea sanción.

Sin Banega

Esta circunstancia para el Sevilla, aunque no es la habitual, no es una novedad esta temporada. El rosarino se ha perdido en lo que va de curso cuatro encuentros (los dos contra el Villanovense en Copa, Leganés en Liga y la ida en San Mamés en la Copa) y en ninguno los nervionenses perdieron (dos victorias y dos empates). No obstante, la importancia de Éver en el esquema sevillista es capital. Es la brújula del conjunto andaluz y cuando no está en su mejor nivel, el equipo lo nota, como está ocurriendo actualmente.  Un dato que inevitablemente subraya la implicación del centrocampista en el juego nervionense.

Sustitutos

El abanico es muy amplio. Machín puede optar por colocar a Amadou en el puesto de Éver y acompañarlo por Roque Mesa y el Mudo Vázquez. Otra posibilidad es la de situar al canario como pivote y de interiores, Sarabia y el Mudo. Sin embargo, la más factible es la de sustituir a Banega por Marko Rog y juntarle con Vázquez o Sarabia, para aprovechar el buen momento de Roque para jugar junto al croata en la medular.

Descanso

Banega es uno de los futbolistas con más minutos en las piernas. Su físico se está resintiendo y ya no tiene la misma frescura ni la clarividencia a la hora de tomar las decisiones. Al argentino le puede venir bien tomarse un pequeño descanso -aunque sea forzado- para volver a su máximo nivel. El Sevilla no debe alarmarse por la pérdida temporal del internacional albiceleste, puesto que tiene plantilla para poder tapar su ausencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here