La expedición sevillista se encuentra concentrada en el Algarve a las órdenes de Lopetegui. Pendiente de las evoluciones, se encuentra la dirección deportiva que tiene un ojo puesto en la actual plantilla y otro en el mercado. La prioridad es dotar al nuevo entrenador de las armas necesarias para formar un equipo competitivo. No obstante, el Sevilla Atlético es una pieza fundamental en el engranaje de la entidad nervionense y por ende, también se está peinando el mercado para buscar talentos con vistas al futuro. El último nombre en salir a la palestra es el de Pau Miguélez, futbolista perteneciente al Girona.

Juventud y desparpajo

El jugador de 20 años ha sido un halo de luz en la oscura campaña del filial catalán (el CF Peralada) que no ha podido evitar el descenso de categoría. El santanderino -y ex futbolista del Racing de Santander- logró disputar 37 encuentros en los que vio puerta en siete ocasiones. Su posición habitual es la de extremo izquierdo pero también puede desempeñarse como delantero. Al ser diestro, su tendencia en el perfil zurdo es la de dibujar diagonales y buscar posición de disparo. Miguélez vendrá a ocupar el hueco dejado en el filial por Bryan Gil que tendrá ficha del primer equipo. Con la Selección Española, ha contado para la sub 16, sub 17 y sub 18. El futbolista tiene contrato hasta 2021 con el Girona y su valor de mercado está en torno a los 300.000 euros según la web especializada, Transfermarkt.

Paco Gallardo y Carlos Marchena buscan dar un giro de tuerca al Sevilla Atlético. Se esperan muchas salidas en el seno del filial hispalense y no quieren vivir la situación de la temporada pasada en la que el equipo estuvo coqueteando con el descenso. La dirección deportiva es consciente de la importancia que tiene el fútbol base en el Sevilla FC y para ello, buscan refuerzos que puedan subir el nivel de competitividad en el equipo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here