El Sevilla se encuentra inmerso en un proceso de reforma de sus instalaciones que comprende diferentes fases. Ahora mismo está en marcha la tercera fase y una de las partes más importantes es la remodelación del graderío y de los accesos, lo cual daría al club la posibilidad de ver aumentado el aforo de su estadio. Ahora, se baraja la posibilidad de seguir creciendo en ese aspecto y construir un tercer anillo de gradas sobre el estadio.

Organizar una final

La modernización del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y los trabajos para su ampliación comenzaron con la remodelación de las fachadas, los accesos y el graderío de la parte baja de fondo. Este verano, tal y como le hemos contado en La Colina de Nervión, el club acometerá una remodelación integral de la zona de preferencia, en donde se pretende crear una nueva zona VIP y un hospitality. Esto es algo indispensable para que la UEFA conceda al Sevilla la organización de la final de la Europa League de 2021. La entidad nervionense se encuentra en la última fase del concurso para la designación de la sede y rivaliza con el Boris Paichadze de Tiflis, donde ya se jugó la Supercopa de 2015. En Septiembre se conocerá qué recinto es el elegido por el organismo europeo.

Tercer anillo

Hoy se ha sabido, según apuntan los compañeros de Marca, que el club tiene sobre la mesa un plan para añadir al Ramón Sánchez-Pizjuán un tercer graderío, un anillo superior sobre los dos ya existentes, de menor tamaño que ellos, y que haría posible que el coliseo sevillista sumase un total de entre 8.000 y 12.000 asientos más a su aforo. El proyecto avala la viabilidad de la obra que, junto a la remodelación ya aprobada y que ya se lleva a cabo del resto de gradas del estadio, haría que el Sánchez-Pizjuán tuviera una capacidad final para unos 60.000 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here