Tras el traspiés y la mala imagen ofrecida en la Europa League el pasado jueves, el Sevilla volvió a la Liga con la idea de continuar con la racha positiva de resultados y llegar al segundo parón de selecciones en los puestos nobles de la clasificación. Pablo Machín volvió a alinear al once de gala que ya se conoce de memoria todos los sevillistas y que tan buenos resultados le está proporcionando. Con un gol de Sarbia y otro de Ben Yedder, el conjunto nervionense logró derrotar a un Celta que se quedó con diez jugadores en la segunda parte.

Dominio sin peligro

No tuvo el Sevilla un inicio de partido fulgurante como en ocasiones anteriores, en las que fue a por el gol con rapidez y determinación. Esta vez, el gol se hizo de rogar hasta casi el final de la primera parte. Hasta entonces, los de Pablo Machín tuvieron el dominio del partido y el control de la pelota, aunque sin crear ocasiones de peligro claras en la portería gallega. De hecho, fue el Celta quien dispuso de las primeras oportunidades para adelantarse en el marcador. Primero avisó Pione Sisto en el minuto 13, con un remate solo en el área que despejó Vaclik. Más tarde fue Cabral quien remató por encima del larguero, aprovechando un momento de desconcierto en el área sevillista. Por parte del Sevilla, Sarabia y el ‘Mudo’ Vázquez lo intentaron con disparos desde lejos, aunque no consiguieron poner en apuros al portero del Celta.

Control sevillista

La segunda parte arrancó con mucho más ritmo que la primera, con el Celta buscando el empate y el Sevilla el segundo que diera tranquilidad. Estuvo a punto de lograrlo Ben Yedder en el minuto 49, pero su remate se marchó por encima del larguero inexplicablemente. El choque entró en una fase más tensa en la que el árbitro tuvo que frenar, mostrando varias tarjetas amarillas. Eso le costó la expulsión a Araújo, que vio dos amarillas en apenas tres minutos y dejó a su equipo con diez en el campo. Con la superioridad numérica, llegó el segundo gol del Sevilla. A partir de ahí, el partido bajó en intensidad y los de Machín estuvieron más cómodos. Pero esa relajación motivó que el Celta no bajara los brazos y, a pesar de la inferioridad numérica, consiguió recortar distancias en el minuto 85 con bello tanto de Boufal. Pero, afortunadamente, el cuadro hispalense supo mantener la ventaja hasta el final.

Los goles

Pablo Sarabia abrió la lata en el minuto 39, al rematar de cabeza en el área un centro perfecto de Jesús Navas desde la banda derecha. El segundo llegó con suspense en la segunda parte. El ‘Mudo’ Vázquez filtró por arriba un gran balón para Sarabia y el madrileño conectó con Ben Yedder que remató solo a placer. En un primer momento, el colegiado lo anuló por fuera de juego, pero el VAR medió para establecer justicia y validar el gol del franco-tunecino, fruto de una gran jugada. En los instantes finales, Boufal protagonizó una gran jugada por el carril central y logró sorprender a Vaclik con un disparo desde fuera del área, en carrera, para hacer el 2-1.

Balance final

Una vez más hay que destacar el trabajo del ‘Mudo’ Vázquez en el centro del campo. Protagonizó varias recuperaciones, ayudó en defensa y dejó varios destellos de la calidad que tiene. Por el contrario, a pesar del gol, el partido de Ben Yedder no fue de los mejores. Estuvo algo impreciso y falló un gol cantado en el inicio de la segunda parte, aunque luego enmendó su error con el tanto del 2-0.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here