Volvió la competición favorita del Sevilla FC y los sevillistas, la Europa League. Los rojiblancos viajaron a Roma con una premisa clara: Ganar, y lo lograron. Tan solo bastó un gol de Ben Yedder que suma cinco tantos en cinco partidos -En la Europa League- para que los andaluces partan con ventaja de cara a jugar la vuelta en el Pizjuán. El resultado se pudo antojar hasta corto, debido a que los de Machín, dispusieron de ocasiones claras a la contra para finiquitar la eliminatoria.

Dominio hispalense

Los sevillistas salieron muy metidos en el encuentro, conscientes de la importancia que tenía no perder la concentración durante los noventa minutos. El conjunto andaluz encontró muchas soluciones por la banda derecha, donde Jesús Navas buscó constantemente la espalda del lateral para enviar centros hacia los hombres de ataque nervionenses y generar superioridad tras superar la segunda línea de presión italiana. A la contra, los de Machín hicieron mucho daño a su rival. La Lazio se mantuvo bien plantada sobre el césped y ordenada. Los goles, iban a ser cuestión de faltas de concentración. El único tanto que se produjo en la primera parte vino precedido precisamente, de un fallo en la salida de balón de los italianos que fue aprovechado por Ben Yedder que culminó una contra perfecta comandada por Escudero y Sarabia. Sin embargo, pese al dominio claro del Sevilla en el primer acto, cada vez que pisó el área el conjunto romano en los primeros cuarenta y cinco minutos, llegaron con muchos futbolistas y pudieron adelantarse en el 17′ a través de una ocasión del ex sevillista Correa que encaró la portería hispalense tras meterse entre los centrales y otra de Marusic que no supo aprovechar un error clamoroso del Sevilla en defensa. El futbolista capitalino, recibió solo dentro del área en el 27′ y su disparo, primero lo paró Vaclik y en segunda instancia, Kajer la sacó en la línea de gol. La escuadra dirigida por Pablo Machín, tuvo las ideas claras desde un principio y no se desvío de su guion en todo el primer asalto.

Sin sobresaltos

El Sevilla FC arrancó la segunda mitad especulando con el resultado. Retrasó líneas y no arriesgó demasiado, el tiempo corría a su favor y la Lazio tampoco imprimió una intensidad agobiante que hiciera a los nervionenses forzar la maquinaria. Los italianos tuvieron muy mala fortuna con las lesiones. Los tres cambios, fueron forzados por dolencias y a la hora del partido, ya se quedaron sin posibilidad de efectuar sustituciones. A partir precisamente del minuto 60′, el conjunto dirigido por Machín, adelantó la presión y comprobaron en primera persona, que fue el momento para hurgar en la herida romana. Escudero tuvo dos ocasiones prácticamente seguidas entre el 64′ y 65′. El vallisoletano, en una jugada parecida a la del gol, recibió dentro del área y su disparo fue anticipado por un defensor. Justo después, a la salida de ese córner, finalizó jugada desde la frontal y de forma acrobática, Acerbi la repelió. Fueron los mejores minutos de los hispalenses en el segundo acto. A partir de sendas ocasiones, los visitantes buscaron con ahínco el segundo gol que diera tranquilidad. No obstante, los de Simone Inzaghi, contrarrestaron el ímpetu sevillista y devolvieron las aguas a su cauce. Ya en el tramo final, la Lazio tuvo un tímido acercamiento con protagonismo para Lucas Leiva, que disparó desde la frontal desviado y los de Nervión, terminaron el partido jugando en campo contrario sin ocasionar peligro real sobre el marco local. Los rojiblancos pudieron sentenciar el encuentro en el 90′ por medio de una contra, pero el ‘Mudo’ se recreó y perdió el chance dentro del área. 

Goles

Escudero robó un balón en el centro del campo, abrió a la izquierda para Sarabia y el madrileño le puso una asistencia milimétrica a un Ben Yedder que se desmarcó a la perfección ganándole la espalda a su marcador para marcar a placer en el 21′.

Valoración

El Sevilla FC se llevó un buen resultado en su visita al Olímpico de Roma. Cumplió el objetivo: marcar y portería a cero. Los de Machín salieron con personalidad y acabaron con la mala racha fuera de casa. Pese a la victoria, los hispalenses en ciertas fases del encuentro pecaron de conformismo y se contentaron con el cero a uno cuando la diferencia podría haber sido mayor. La nota negativa fue la tarjeta que recibió Banega que le hará perderse el encuentro de vuelta el día 20 en el Sánchez-Pizjuán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here