El Sevilla Atlético logra un meritorio empate ante el líder

El Sevilla Atlético logra un meritorio empate ante el líder

Un Sevilla Atlético en racha recibe al Recreativo
Luci: «Estoy satisfecho con el juego»
A romper la racha fuera de casa ante la Balompédica Linense

Mereció más. El Sevilla Atlético consiguió un meritorio empate ante el Recreativo Granada, líder de la competición. No obstante, a los locales les supo a poco tras dominar el encuentro de principio a fin, en el que el único pero fue el acierto de cara a puerta. Luci incorporó varias novedades en su once, en las que el prometedor Bryan, el uruguayo Felipe Carballo y Manu Sánchez, al que debido a unas molestias el técnico sevillista tuvo que esperar hasta última hora para alinearlo, sustituían la sensible baja del sancionado Juanpe, Javi Pérez y Luismi, con respecto al once que la semana pasada consiguió un trabajado empate ante la Balompédica Linense.

Dominio sin acierto

De menos a más, el Sevilla Atlético, fiel a su estilo, dominó la primera mitad a base de buen fútbol. El encuentro comenzó con un ritmo trepidante, de ida y vuelta, en el que los nazaríes se mostraban más cómodos sobre el verde gracias a su óptimo punto físico. Llegaría así la primera oportunidad clara de gol para los visitantes en la cabeza de Ontiveros en el minuto 4, futbolista sobre el que recayó todo el juego ofensivo del Recreativo Granada. Los de Luci miraban a los ojos al líder de la categoría y en el minuto 7, Pejiño, tras una jugada individual, consiguió probar por primera vez al meta rival. A medida que pasaban los minutos, las internadas de los extremos rivales eran más frecuentes y los sevillistas se veían obligados a frenarlos con varias faltas en zonas comprometidas. En el minuto 27, Lucho salvó a los suyos con una gran estirada abajo tras un duro disparo de Yael. Luci veía como los de Pedro Morilla tenían el partido dónde querían y no tardó en reaccionar. A partir del ecuador de la primera mitad, el Sevilla Atlético se fue haciendo amo y señor del encuentro. Las jugadas elaboradas, transiciones ofensivas y el buen trato de balón sevillista fueron la constante hasta el final de la primera parte. No obstante, faltaba lo más importante, el gol. Los locales no finalizaban las ocasiones y, cuando por fin lo lograban, sus disparos eran interceptados por la zaga rival. Seguía el dominio, el público comenzaba a bostezar por la falta de acciones ofensivas y, entonces, apareció Viedma. El mediocentro sevillista, en la mejor jugada de la primera mitad, se libró de 3 rivales tras realizar un gran regate y un posterior túnel, que de nuevo no acabó entre los tres palos. El Sevilla Atlético se iba a vestuarios sin realizar ni un solo tiro a puerta.

Más eléctrico en ataque

Rodó de nuevo el balón en la ciudad deportiva y los de Luci le metieron una marcha más al encuentro. El acoso y derribo local radicó en las botas de Manu Sánchez y Pejiño que colgaron varios centros peligrosos en los primeros minutos de la segunda mitad. Cuando mejor estaban los sevillistas, apunto estuvo el Recreativo Granada de subir el gol al electrónico. En el minuto 7, el atacante nazarí Andrés García puso en serios problemas a Lucho con un disparo dentro del área. Los chicos de Luci seguían mostrando el mismo problema que en la primera mitad, la finalización. En el minuto 58, el ilusionante Bryan, tras una jugada individual estrello su disparo en una pierna rival. Luci no quería esperar más y dio un paso adelante que acabaría siendo determinante en el encuentro. En el minuto 60, el técnico sevillista realizó un cambio muy ofensivo metiendo a un delantero, Chris Ramos, por Felipe Carballo. Poco más de 10 minutos necesitó el delantero gaditano para darle la razón al técnico sevillista, rozando el tanto en el minuto 73. Los hispalenses no se conformaban con el empate, miraban a los ojos al líder y seguían volcado en ataque, disfrutando de buenas ocasiones en las botas de un impreciso Pejiño que parece no haberse hecho aún a la división de bronce. La polémica llegó en el minuto 79 cuando Neva le soltó un puñetazo en la mandíbula a Miguel Martín mientras pugnaban desde el suelo por el balón. El partido se calentó y ya poco se iba a jugar al fútbol, saliendo claramente perjudicadas las aspiraciones sevillistas por remontar el encuentro.

Los goles

El Recreativo Granada tiró de experiencia y práctica. A pesar de pisar área en menos ocasiones que los sevillistas, los visitantes consiguieron abrir el marcador a balón parado en el minuto 10. El filial nazarí botó una falta lejana que, tras peinar Antonio Marín el balón al segundo palo, Ontiveros cabeceó a las mallas el esférico por encima de un Lucho García que se quedó a media salida. El Sevilla Atlético estaba acorralando al filial nazarí en su propio campo y, por fin, recogió fruto. En el minuto 72, Chris Ramos, en una acción de 9 puro, empujó a la red un gran centro de Miguel Martín, tras conseguir evitar la tarascada de un central rival.

La balanza

Difícil destacar a un sólo futbolista del plantel sevillista. No obstante, la contundencia de Berrocal en defensa, el equilibrio que ofreció al medio campo Viedma y la revolución que provocó la incursión de Chris Ramos en el encuentro, fue lo mas reseñable de la mañana. En contra, la preocupante falta de materialización de las jugadas. El dominio sevillista no se vió refrendado en el marcador por su escaso acierto en la finalización. El punto logrado ante el líder, llena de moral a un filial que visitará el próximo domingo al Don Benito.

COMMENTS

WORDPRESS: 0