El Sevilla Atlético visitó Cartagena tras conseguir un único punto en las dos primeras jornadas de campeonato. Con la intención de lograr la primera victoria de la temporada, el filial entró con todo al terreno de juego. Tras un disputado encuentro en el que el los de Paco Gallardo desplegaron un magnífico fútbol y supieron sufrir al final, consiguieron la victoria a domicilio.

Contundente Sevilla Atlético

Daba comienzo el partido y el filial sevillista, no tardó en pisar el área rival. Apenas mostraba el electrónico el minuto 1 cuando Pejiño colocaba el balón en la frontal, Juanlu la dejó pasar y Diego García golpeó arriba de la meta rival. Muy inteligente en la acción Juanlu, juvenil de primer año al igual que Carlos Álvarez, ambos titulares. No se dejó intimidar el cuadro local y comenzó a rondar el área sevillista. Tanto es así que en el minuto 12 un disparo de Quim Araujo hizo temblar los cimientos del estadio con un potente disparo a la madera.

Fue madurando el encuentro y un balón de Diego García a Pejiño desmontó la defensa del Cartagena. Tras un desmarque magnífico, Pejiño se zafó del meta rival, definió a puerta vacía pero el esférico se marchó rozando el poste. Siguió insistiendo el filial y en el minuto 39 una jugada por banda de Javi Vázquez acabó con un magnífico centro de Juanlu al que Pepe Mena respondió con un implacable cabezazo para adelantar al Sevilla Atlético y poner el 0-1 en el marcador. Se adelantó el filial y con este mismo resultado se marcharon los equipos al vestuario.

Sufrimiento canterano

Dió comienzo la segunda parte con alternativas en la posesión y con los detalles de calidad de Carlos Álvarez como lo más destacado de los primeros compases. Con el marcador en contra, comenzó a apretar el cuadro local y tanto Elady como Quim Araujo pusieron a prueba, aunque sin fortuna, al meta sevillista. Se consumían los minutos, la afición y el equipo murciano apretaban mientras el Sevilla Atlético se defendía con criterio y dejaba correr el tiempo.

Era tiempo de sufrir para el filial sevillista. Con un 0-1 a favor el objetivo no era otro que el de defender el resultado. Con el banquillo del Sevilla Atlético mordiéndose las uñas, el árbitro señaló el final y el filial sumó los primeros tres puntos de la temporada. El siguiente objetivo será el Cádiz B, filial que medirá las fuerzas de los de Paco Gallardo, que afrontarán la cita con mucha más confianza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here