El Sevilla aprendió la lección en Olomuc

El Sevilla aprendió la lección en Olomuc

El conjunto hispalense llegaba con una ventaja mínima y supo aprovecharla, con una mejoría bastante notable en cuanto a juego

El momento de que Muriel dé un paso adelante
Todo o nada sin fiarse del Maribor
Pablo Machín, sobre la clasificación, el derbi y el mercado

La Europa League es la competición favorita del Sevilla por algo. El equipo de Nervión vuelve a la competición donde es el rey tras haber pasado hasta tres rondas previas. En la última de ellas ha eliminado al Sigma Olomuc de la República Checa. El conjunto checo plantó cara en el partido de ida, y el Sevilla sólo pudo sacar una victoria por la mínima. Pero la vuelta en la capital hispalense tuvo un guión totalmente distinto. Con el apoyo de la afición y las ideas más claras que en Olomuc, el combinado rojiblanco fue muy superior a su rival y se impuso por tres a cero. Una de las principales razones de esta victoria fue el planteamiento táctico del técnico sevillista. Machín supo como darle la vuelta al mal juego de su equipo en el partido de ida.

Contención y líneas juntas

Las bandas del Olomuc hicieron mucho daño al conjunto hispalense en el partido de ida. El conjunto checo llegaba con mucha facilidad al área sevillista y Machín sabía que esto no debía repetirse. Por ello los carrileros en el día de ayer no se volcaron tanto en el aspecto ofensivo como otros partidos. A esto hay que añadir que tanto Gonalons como Banega pasaron buena parte del partido pegados a la zaga sevillista. El francés dejó muy buen sabor de boca en el partido de ayer, tanto ofensivamente con el gol, como defensivamente actuando de forma providencial en varios cortes.

El buen nivel que la defensa sevillista demostró frente al combinado checo hace pensar que los suplentes pueden cubrir perfectamente a los titulares. Carriço sigue demostrando que aún tiene que decir su última palabra como jugador sevillista, mientras que Sergi Gómez cada vez se muestra más serio en defensa.

Juego interior directo

Pese a que Machín potencia el juego por las bandas, el Sevilla ayer optó en varias ocasiones por cambiar esta dinámica. El gran nivel de jugadores como André Silva o Roque Mesa hizo que esta opción fuera la más acertada para encarar la meta del Olomuc. De las botas del canario y tras una jugada interior llegó el tres a cero definitivo de Ben Yedder. El franco tunecino salió al terreno por su homólogo portugués, que sigue sin estrenarse con el conjunto hispalense en Europa, y demostró a Machín que sigue siendo una pieza clave, que en su mente sólo está el Sevilla.

Otro jugador que optó ayer por no vencerse a la banda fue Nolito. El sanluqueño sigue bajo de forma física pero su calidad y sus ganas lo colocan como un jugador a seguir si es capaz de mejorar su físico. Los 32 años pesan en las piernas del gaditano, pero su calidad sigue intacta. Nolito lucha todo lo que le llega pese a faltarle el plus del físico.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Paco 2 semanas

    El Sevilla sigue perdiendo prestigio,ese que tanto le costó adquirir,en partidos como éste ,todo a mi juicio debido ala muy malla gestión de un presidente que fue llevado por la inercia de un Sevilla que se trabajó.hoy en día no es por perder un derbi ni mucho menos,es por ver cómo se deteriora una institución la cual llevaba todo a su favor,pero hay que saber distinguir los esfuerzos y más cuando el dinero no es tuyo,viva el Sevilla.