Los de Lopetegui se llevaron los tres puntos para arrancar la liga. El Sevilla disputó un encuentro muy serio, con la idea del de Asteasu plasmada en el terreno de juego. El equipo dominó todas las facetas del juego. Se vio a un Sevilla muy unido, en el que todos reman a la misma dirección.

Las pautas de Lopetegui

Fue el Sevilla quien dominaba el balón e intentaba llegar con más ímpetu a la portería del conjunto perico. El Espanyol apenas creó peligro, ya que se vio un despliegue defensivo magnífico. Los centrales se mantuvieron impecables, tanto a la hora de defender, como a la hora de salir con el balón jugado.

En definitiva, el Sevilla plasmó al pie de la letra lo que pedía Julen Lopetegui nada más aterrizar a la capital andaluza. Juego rápido y vertical, presión alta e intensa y dominar el balón, ser protagonista del juego y del partido. El técnico acertó con todos los cambios que realizó e hizo una lectura de partido perfecta. El Sevilla necesitaba un toque de frescura, y entró Munir por un Ocampos que se afanó muchísimo, pero que no estuvo acertado de cara a puerta. Cambio importante el de Gudelj. La entrada del serbio dio equilibrio al centro del campo, mayor consistencia y aportó mayor despliegue defensivo del que podría dar Óliver Torres.

Reguilón, el mejor

El partido de Reguilón fue asombroso. Se puso el traje de correcaminos y no paró de correr. Fue un puñal por el flanco izquierdo, con un peligro constante. Su asociación con Nolito dio la victoria al conjunto sevillista. El canterano del Real Madrid fue quien remachó el balón para hacer el primer gol de la temporada y quien le puso el cuero en bandeja a Nolito para que hiciese la jugada del 2-0. Reguilón se estrenaba como goleador en la Liga Santander y estaba tremendamente feliz tras el encuentro. Eso sí, comenzó el partido pasado de revoluciones, con muchas faltas y algunas de ellas duras, ganándose la cartulina amarilla.

Ocampos, desacertado

El argentino no tuvo su mejor día. Lo intentó una y otra vez sin éxito, pero su apoyo defensivo fue clave para que Navas tuviera el carril derecho para él. Ocampos ha sido de lo más destacado de la pretemporada y se había ganado el puesto de titular sobradamente, pero ante el Espanyol no tuvo la brillantez que acostumbra a brindar desde que aterrizó en la plantilla de Lopetegui. Eso sí, sus últimas actuaciones le han valido para granjearse la convocatoria con Argentina, la primera de su carrera con la absoluta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here