La pasada jornada el Sevilla Femenino no pudo con la contundencia de la Real Sociedad. Las de Cristian Toro se verán de nuevo las caras con el equipo de San Sebastián el próximo domingo diecisiete de febrero, esta vez en semifinales de Copa de la Reina.

Jugada decisiva

Tras el encuentro en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios, un polémico penalti creó la discordia en las gradas sevillistas. En el minuto setenta y cinco, la colegiada Contreras Patiño consideró que la jugada de Maite Albarrán acabase en penalti. La de Utrera vio además una tarjeta amarilla que le impide jugar el próximo partido ante el Atlético de Madrid, uno de los pesos pesados de La Liga Iberdrola.

La jugada que comprometió a Maite, causa debate sobre la validez de la misma. El balón choca en la cabeza de la jugadora, dando seguidamente en el hombro a causa del rebote. El brazo de la sevillista estaba pegado a su cuerpo, lo que pone en duda la vigencia del mismo. La encargada de que subiera al marcador fue Nahikari, tercera máxima goleadora de la Liga Iberdrola. La jugada generó controversia, ya que a partir de esta la Real comenzó a trepar hasta la victoria. La Liga Iberdrola al no contar con VAR, no tiene segunda opinión para revisar jugadas como estas. En este caso, tras ver las repeticiones, el penalti parece que no es válido.

El ánimo de las sevillistas se vino abajo tras este tanto de penalti, perdiendo en los últimos quince minutos con un apurado 0-2. Palacios fue la encargada de cerrar el encuentro con el segundo gol, que Noelia Ramos no pudo evitar.  El Sevilla Femenino se encuentra actualmente en la penúltima posición de la máxima femenina, con quince puntos. Sumar ante el líder le daría a las rojiblancas la oportunidad de salir de los puestos de descenso de una ajustada tabla de clasificación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here