Mucho se ha hablado este final de mercado de la situación de Dabbur en el Sevilla. El israelí, que fue fichado por Caparrós, llegaba a Nervión con 37 goles a sus espaldas la pasada temporada. Era uno de los fichajes estrella del nuevo proyecto, pero aún no ha debutado en partido oficial con el club. Lopetegui ya ha manifestado que se cuenta con él. Y ahora el calendario se aprieta. Son 7 partidos en 21 días los que tiene que afrontar el Sevilla antes del siguiente parón de selecciones. El míster tendrá que rotar. Llega, por fin, el momento de Dabbur.

Dabbur, casi fuera

Estos últimos días de agosto han sido movidos en cuanto a la figura de Dabbur se refiere. Varios clubes se interesaron por el jugador al ver que Lopetegui no convocó al delantero en los tres primeros partidos de competición. El Espanyol fue uno de ellos. Aun así, tanto el entrenador vasco como Pepe Castro y Monchi aseguraron abiertamente que el israelí no iba a moverse de Nervión. Y así ha sido. En el club se sigue confiando en él. Goles no le faltan, ya lo demostró en pretemporada. Su situación se parece a la de Ben Yedder la temporada pasada, con el que no contaba Machín pero que finalmente, a base de trabajo y goles, se convirtió en indiscutible. Por ahora De Jong y Chicharito están por delante. Pero la gran carga de partidos permitirá a Munas demostrar su valía. Es ahora o nunca.

7 partidos en 21 días

Las tres próximas semanas que se le avecinan al Sevilla antes del siguiente parón de selecciones son de vértigo. Cinco jornadas de liga y los dos primeros partidos de la fase de grupos de la Europa League están en el horizonte. En la competición doméstica tendrá que visitar campos difíciles como son los de Mendizorroza, Ipurúa y el Camp Nou. En casa peleará por la victoria contra Real Madrid y Real Sociedad. Cinco partidos ante tres rivales de gran nivel y además los dos grandes. En Europa, un viaje kilométrico a Azerbaiyán para enfrentarse al Qarabag, y la segunda jornada en casa ante el Apoel. Son encuentros que el Sevilla debería ganar si no quiere complicarse la clasificación a dieciseisavos de final como ya pasó la temporada pasada. Esta gran carga de partidos hará obligatorio que Lopetegui rote. Llega la hora de la unidad B y deberán estar a la altura si quieren que el Sevilla siga arriba en Liga y sin problemas en Europa League. El fondo de armario se probará en estas fechas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here