Hace un par de semanas, todo apuntaba a que Gabriel Mercado no tardaría mucho tiempo en abandonar el club. Con más de treinta años de edad y sin hueco en el esquema de Pablo Machín, su futuro en el Sevilla no parecía apuntar muy lejos. Todo esto puede haber dado un giro de 180 grados con la vuelta de Monchi al cargo de director deportivo. Monchi observó en el defensa argentino un jugador de nivel y con proyección. Además, el de San Fernando fue el culpable de que Mercado aterrizase en Sevilla y formara parte del proyecto de Sampaoli.

Renovación

A las renovaciones de Banega o Sarabia, uno de los culebrones de la temporada sevillista, y la de Ben Yedder, se une la posible renovación de Mercado. Un mes atrás, esta situación era impensable, pues era absurdo abordar la renovación de un futbolista sin hueco en el equipo. Todo dependerá de la valoración que hagan Monchi y Joaquín Caparrós del defensa argentino. Además de si Caparrós lo considera una figura importante para el juego que desea plantear en el Sevilla.

Contando con Gabriel Mercado, el club hispalense dispone en la actualidad de seis defensas centrales. Sergi Gómez, Kjaer, Wöber, Gnagnon y Carriço pueden sustituir a Mercado en su posición. Teniendo esto en cuenta y sabiendo que el club de Nervión, tras ocho meses, ha abandonado el esquema de tres centrales, la figura de Mercado se percibe como prescindible.

Capitán

Aunque sea el más veterano de los defensas sevillistas y su figura no sea de gran relevancia en el terreno futbolístico, Mercado es uno de los pesos pesados del vestuario. Junto con Navas, Carriço y Escudero, es uno de los cuatro capitanes del Sevilla. Esta realidad puede jugar a su favor si el objetivo que se plantea es renovar. Caparrós es una de las figuras con más carácter de la entidad y, como no puede ser de otra manera, le gusta que ese carácter y esa garra queden patentes en el terreno de juego. A Mercado en este sentido no hay nada que reprocharle, pues tiene ya experiencia en este tema y es uno de los luchadores natos de la plantilla.

Será tarea de Monchi poner los puntos a favor y los inconvenientes de la operación en una balanza y, con la ayuda de su equipo de trabajo y de Caparrós, tomar una decisión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here