El Sevilla Atlético cerró la campaña liguera en la jornada matinal del domingo, en la que recibió al Real Murcia. Los locales vencieron cómodamente, pues los goles de Pepe Mena y de Pejiño fueron suficientes para imponerse a un rival sin peligro de cara a la portería.

Poca intensidad

Saltaron al campo ambos equipos más pendientes de no encajar gol que de meterlo. En los primeros quince minutos el filial quiso más el balón, aunque apenas llegaba con peligro. Lo más destacado fueron las internadas por la banda derecha de Pejiño y el control de Pepe Mena. A medida que iba transcurriendo el primer tiempo, el Real Murcia se hacía con la posesión y el control del partido, sin embargo, las ocasiones las ponían los de “Luci”. Pepe Mena, hoy capitán del Sevilla Atlético, consiguió batir a Tanis antes de finalizar la primera parte. Por tanto, con 1-0 favorable a los sevillistas se llegaba al descanso.

Más control

Salieron al terreno de juego, locales y visitantes, con mayor intensidad que la demostrada en el primer tiempo. Un Sevilla Atlético, que aunque fue decreciendo en el transcurso del partido, controló la mayor parte de los cuarenta y cinco minutos, poniéndole el broche de oro a la temporada con el tanto de Pejiño. Destacar la actuación de Chris Ramos en la segunda parte. El gaditano, además de contribuir en la jugada del gol, demostró una clara superioridad física ante los defensas del cuadro murciano. En los últimos minutos intentó a la desesperada el gol los murcianos, pero no lo encontraron.

Los goles

El Sevilla Atlético se adelantaba al término de la primera parte, con gol de Pepe Mena. El canterano sevillista remataba a placer en el área tras un pase de Chris Ramos. Ya en la segunda parte, en el minuto trece, tras una muy buena jugada de Pejiño, el balón le llegaba a Chris Ramos. El gaditano hizo un recorte para dejar atrás al defensa y, tras un buen tiro que se estrelló con el travesaño, Pejiño aprovechó el rechace para poner el definitivo 2-0 en el marcador.

Balance del encuentro

El partido estuvo en líneas generales controlado totalmente por el filial, que certifica la décima plaza, a expensas del Linense, en una campaña que ha resultado ser mejor de lo que se esperaba. El Real Murcia consiguió apoderarse del balón en la mayor parte del partido. Aún así, no consiguió hacer daño a la defensa sevillista en ningún momento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here