El traspaso de Álex Robles, procedente del Atlético Málaga, está a punto de cerrarse. Tras varias semanas de negociación, desde las primeras de julio y con la intervención de Monchi, con el fin de hacerse con los servicios del lateral diestro, el Málaga al fin ha dado el visto bueno a la operación. De ese modo, el futbolista, que como adelantó El Desmarque ya estuvo este miércoles 14 en Sevilla para cerrar el contrato, se incorporaría al Sevilla Atlético en Marbella. Allí estarán concentrados hasta el próximo sábado 17 los pupilos de Paco Gallardo y Marchena.

Ficha más alta

Aún le queda un año de contrato a Álex Robles, por lo que el club blanquiazul se ahorraría con este traspaso la ficha más alta del filial, unos 100 000 euros aproximadamente. Con la operación, recibiría un porcentaje por una futura venta y bonus por objetivos en caso de que Lopetegui decidiera llamarlo para disputar algún partido con el primer equipo sevillista.

Robles, diamante en bruto

La situación futbolística del joven lateral de 20 años ha estado de capa caída. Tras ser internacional en varias de las categorías inferiores de la selección española, pasó a ser uno de los jugadores que parecían tener mayor proyección dentro del panorama español.

Su buen hacer en el terreno de juego le llevó a ser llamado por Míchel a disputar la pretemporada de hace dos veranos con el primer equipo del Málaga, llegando a jugar tres partidos oficiales entre las competiciones de Liga y Copa del Rey. Su debut oficial en la Liga fue contra el Getafe. Además, varios equipos de renombre en el ámbito europeo pusieron sus focos sobre el fútbol desempeñado por el lateral diestro: Liverpool, Inter y Valencia. Sin embargo, la mayor confianza depositada por parte del Málaga en Iván Rodríguez lo hizo frenar en seco.

La anterior campaña disputó un total de 17 partidos con el Atlético Malagueño en la categoría de Segunda B, donde seguirá jugando ahora con la elástica nervionense, en el grupo IV. Álex Robles buscará recobrar la confianza en sí mismo para mostrar su mejor cara en su periplo por Nervión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here