Carriço celebra su gol frente al Levante con André Silva | Foto: Sevilla FC

Desde que Pablo Machín se hizo con las riendas del equipo, el sevillismo se ha acostumbrado a ver un dibujo táctico poco común, caracterizado por una defensa de tres centrales inamovible para el técnico soriano, dos carrileros de mucho recorrido, dos centrocampistas, dos hombres de banda y un delantero. Con este sistema, el Sevilla arrancó la temporada sin brillo, aunque consiguiendo resultados, como el pase a la Europa League. Sin embargo, no ha tardado mucho en aparecer serios desajustes que Machín ha sabido corregir con rapidez.

En cada partido que pasaba, el juego del Sevilla era más pobre, con un sistema táctico en el que los jugadores se encontraban cada vez menos a gusto. O, tal vez, porque Pablo Machín no conseguía trasladar a los jugadores su idea. La cuestión es que el conjunto nervionense no jugaba a nada y le creaban mucho peligro con suma facilidad. El partido ante el Getafe, con derrota por cero a dos, es la prueba más evidente. Estaba claro que algo había que cambiar y el técnico soriano así lo hizo.

Uno de los problemas más evidentes, además de la debilidad defensiva, era el centro del campo. Con solo dos jugadores, Banega y Roque Mesa, normalmente, el Sevilla estaba siempre en inferioridad en el centro del campo y se veía superado por los rivales. Dos jugadores eran insuficientes para sostener el equipo. Como resultado, producía poco en ataque, no llegaban balones a los hombres de arriba, que acababan perdidos por el césped y, en defensa, cualquier jugada del rival acababa en el área sevillista o cerca.

Mediocampo reforzado

En el debut en la Europa League ante el Standard de Lieja, Pablo Machín quitó uno de los mediapuntas que jugaban más adelantados para reforzar el centro del campo y dejar dos puntas arriba. De esta forma, el dibujo pasó del 5-2-3 o 3-4-2-1 a un 5-3-2. Esta modificación, aparentemente leve, ha provocado un gran cambio en el juego del equipo. Ahora hay tres jugadores para sostener el equipo. Ante el Levante, fueron Banega junto con Sarabia y el “Mudo” Vázquez. Frente al Standard de Lieja, Machín alineó a Amadou con Banega y Franco Vázquez, aunque, la lesión del camerunés forzó la entrada de Roque Mesa. Lo ideal sería que jugaran Banega y el “Mudo” o Sarabia, más un tercer jugador de contención, como Amadou, Gonalons o Roque Mesa, pero las lesiones obligaron al entrenador sevillista a jugar con los dos argentinos y Sarabia ante el Levante y funcionó.

Dos puntas

Este cambio en el sistema permite también al Sevilla jugar con dos puntas arriba, algo que demanda la grada desde hace varias temporadas. En el duelo con el Standard de Lieja, la pareja ofensiva estuvo formada por Ben Yedder y Quincy Promes, siendo el delantero franco-tunecino la principal referencia arriba, mientras que el holandés disfrutó de mayor libertad de movimientos, cayendo en banda izquierda en ocasiones. Contra el Levante, Pablo Machín apostó por Ben Yedder y André Silva y la dupla funcionó a la perfección. El franco-tunecino se convertía a veces en un mediapunta, jugando con mucha libertad y bajando a recibir. Esto creaba espacios que aprovechaba el portugués.

Mayor equilibrio

El cambio en el dibujo táctico aporta más equilibrio en el centro del campo y permite un juego más vertical, con contragolpes muy rápidos y letales, como se vio en el Ciutat de Valencia. Pero, como en todo, hay un lado negativo. El característico juego por bandas que tanto gusta a Pablo Machín ha perdido fuerza. Con el anterior sistema, los dos mediaspuntas favorecían mucho el juego exterior. Ahora, esa fortaleza se ha pasado al centro del campo.

Han sido solo dos partidos y, seguramente, el miércoles, contra el Real Madrid, sea el momento ideal para sacar conclusiones. Pero, hasta ahora, Pablo Machín ha sabido corregir uno de los problemas que venía arrastrando el equipo, la poca presencia en el centro del campo. Ahora, falta pulir la defensa donde, a pesar de la línea de tres centrales, sigue siendo muy vulnerable.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here