La pasada noche en el Camp Nou le recordó al sevillismo esa estrepitante derrota en la última final de Copa del Rey. Los protagonistas, los mismo equipos y el resultado… más de lo mismo. La única diferencia era el escenario del encuentro y la fase clasificatoria. Esta vez no era una final, sino cuartos, y con un marcador a favor del Sevilla. Una nueva oportunidad desaprovechada por un complejo que desde hace varias temporadas persigue a la entidad de Nervión: complejo de inferioridad.

Barcelona y Madrid

Tanto el equipo culé como el conjunto merengue son la peor pesadilla del conjunto rojiblanco. En el Sánchez-Pizjuán parece que todo va bien, hasta que juegan a domicilio. El equipo se vuelve irreconocible, como si el escenario en el que tienen que actuar les quedara grande. Del mismo modo, los números avalan esta afirmación: en LaLiga, sólo ha sumado 4 puntos de los 102 posibles en los últimos 7 años en las visitas al Camp Nou, Santiago Bernabéu, Wanda Metropolitano, Mestalla y San Mamés. Y en Copa, estos números tampoco es que mejoren mucho.

En los últimos tiempos, en sus visitas al Can Barça, rara es la vez que el conjunto hispalense no ha salido mal parado. Y más cuando desde octubre de 2015 el Sevilla no para de cosechar derrotas ante los catalanes en todas las competiciones. En Copa, a las finales de 2016 y 2018 hay que sumar esta nueva eliminatoria. Asimismo, los culés ganaron también en la final de la Supercopa de España de 2016 por un holgado 5-0 global, tras ganar 3-0 en el Camp Nou. También, en la final de la Supercopa de 2010 también se vivió una remontada de este calibre puesto que en el partido de ida en Nervión, el Sevilla consiguió una holgada renta de 3-1 sobre el Barcelona, mientras que en el Camp Nou, fueron vapuleados con un 4-0. Este hecho, vuelve a avalar la inferioridad de los hispalenses en partidos importantes, con una renta sobre su rival y ante equipos directos.

Igual o peor

Ante el Real Madrid los números son más o menos semejantes. pero con una diferencia. El Sevilla lleva diez años sin conocer la victoria en el Santiago Bernabéu. La última derrota en Copa ante los vikingos fue en la temporada 2017/18 en octavos de final, siendo la vuelta en el Pizjuán trataron de reconducir la eliminatoria con un 3-0 en contra del partido de ida. La eliminatoria acabó con un marcador global de 6-3 a favor de los blancos. Del mismo modo, cabe destacar la goleada madridista en competición liguera en el Bernabéu por 7-3 y la Supercopa de España de 2007 que el Sevilla consiguió ganarle al Madrid con un resultado global de 6-3, siendo la vuelta en el estadio merengue y consiguiendo los rojiblancos endosarles un 3-5 en su estadio.

Atlético, Athletic y Valencia

Los resultados sevillistas con chés, colchoneros y leones son algo mejor. Los marcadores que se cosechan con ellos son una de cal y otra de arena, pero son más constantes. En la edición pasada de la Copa el Sevilla eliminó al Atlético de Madrid en cuartos, pero en las semifinales de la 2012-13 fue la entidad nervionense la que cayó eliminada. Tanto Valencia como Athletic fueron eliminados en la Europa League 2013/14 y 2015/16, y en esta misma edición de Copa del Rey, los vascos fueron eliminados por los sevillistas en octavos de final.

En siete temporadas el Sevilla no ha ganado ningún encuentro fuera de casa. Sólo ha cosechado dos empates en Mestalla y otros dos ante el Atlético. Esta asignatura pendiente es realmente preocupante para un equipo que lo que pretende es hacerse un hueco entre los grandes. El equipo tiene trabajo por delante para tratar de curar la inferioridad que se refleja en los datos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here