El Sevilla llevaba varios partidos acusando una falta de puntería imperdonable. Frente al Valencia o el mismo Manchester United en la ida, por ejemplo. Esto daba algo de tranquilidad a los locales, que veían cómo el conjunto rojiblanco acusaba la falta de gol. El factor con el que no contaba Mourinho para estos casos es que hay jugadores que se crecen antes las adversidades. Uno de esos es Wissam Ben Yedder, que salió en el minuto 72 para dar la victoria al equipo andaluz. El delantero franco tunecino realizó tres disparos a puerta en 18 minutos, de los cuales dos acabaron en gol. En la primera mitad, el Sevilla había lanzado 10 tiros y sólo uno vio puerta, repelido por De Gea. Esto hace suponer que Montella va a tener que confiar más en Ben Yedder a partir de ahora.

Mas de la mitad, fuera

De los 21 disparos a puerta que el Sevilla realizó en todo el partido, tan sólo seis fueron a puerta. De estos seis disparos solamente uno ocurrió en la primera mitad. La falta de puntería del club hispalense es la mayor preocupación de su grada en esta temporada. El resto de remates se repartieron en 10 tiros fuera y cinco rechazados. Por su parte el Manchester United remató más y peor que en la ida. De los 17 disparos, tan sólo cuatro fueron a puerta y uno de ellos acabó en el gol de Lukaku. Ocho remates fuera y cinco rechazados por la zaga sevillista completan la estadística de los locales.

El juego de Mourinho de defender e intentar coger al Sevilla a la contra con balones largos no sirvió de nada, ya que Lenglet cumplió uno de sus mejores partidos como sevillista, ejerciendo de líder de la zaga. Esto sumado al gran papel de N’Zonzi y el sorprendente buen nivel de Kjaer dieron al conjunto hispalense una defensa bastante sólida frente a los diablos rojos.

A balón parado

Ha tenido que ser en uno de esos partidos donde el Sevilla consigue menos saques de esquina que su rival. Los de Montella lograron tres córners por cinco de los de Mourinho, y ambos marcaron de esta forma. Las jugadas de estrategia nunca han sido el fuerte de este Sevilla, que veía como sus intentos quedaban en nada. Pero en Old Trafford los astros se alinearon y un córner sacado por Banega y peinado por Correa acabó en el fondo de las mallas tras un remate de cabeza de Ben Yedder. El delantero anotaba así su segundo tanto y desataba la locura en la grada y el césped.

Por otra parte no fue un partido muy bronco, nueve faltas del Manchester y diez del Sevilla, pero si con varias tarjetas para los hispalenses. Hasta cuatro jugadores sevillistas vieron tarjeta, frente a una única amarilla que los diablos rojos vieron. La más preocupante es la que el colegiado enseñó a Banega, que se perderá el partido de ida de cuartos. Este encuentro será clave para que Pizarro o Roque Mesa empiecen a reivindicarse a ojos de Montella.

La gran pérdida del partido para el conjunto andaluz fue esa, que ve como el jugador que más pases ha completado en esta edición de Champions, 800 pases, no podrá disputar el partido de ida. El rival saldrá del sorteo que tendrá lugar el viernes a las doce de la mañana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here