Tras una semana bastante movida, los de Machín esperan en el Pizjuán a todo un FC Barcelona. Si únicamente tomamos como vara de medida el último partido de Liga frente al Villarreal, pocas esperanzas rondarían la mente de los sevillistas. En cambio, la Europa League ha reanimado a los de Nervión. La Lazio ha sido testigo directo del verdadero potencial del Sevilla. Ese mismo nivel es el que espera mostrar el sábado ante el Barça, que a su vez desea mantener el colchón de puntos que los separa de Atlético y Real Madrid.

Desastroso antecedente

Uno de los mayores varapalos que ha sufrido el Sevilla con Pablo Machín al frente, fue el último encuentro ante el cuadro culé. Con un 2-0 en la ida y con pie y medio en las semifinales de Copa del Rey, nada hacía presagiar el desastre que se avecinaba. Un Sevilla sin espíritu y con un inmenso complejo de inferioridad salió humillado del Camp Nou con un contundente 6-1.

No obstante, es sabido por todos que el Sevilla es un equipo totalmente diferente cuando juega en casa y ante su afición. Bien lo sabe Valverde, que aún así espera no defraudar. El Barça llega dolido tras no poder vencer ni anotar en Lyon, pues un 0-0 fuera de casa llena de posibilidades al equipo francés para pasar de ronda en Champions.

Messi presente

La última vez que se enfrentaron ambos equipos en el Pizjuán, Valverde decidió dar descanso a Messi. No tomó la misma decisión para la vuelta de Copa, y la diferencia de resultados fue evidente. El Sevilla es una de las víctimas favoritas de Leo Messi y el argentino está de vuelta en la capital andaluza. Todo cambia cuando el mejor jugador del mundo está sobre el césped. El mismo Pablo Machín intentó neutralizarlo en Girona habilitando un jugador fuera de su esquema que estuviera los noventa minutos pegado al argentino. Es un factor determinante en el juego blaugrana y su estado de forma dictará sentencia en Nervión.

Debemos aprovechar la comunión entre equipo y afición

Pablo Machín atendió a los medios en la mañana previa al choque liguero. Tras guardar un minuto de silencio en memoria del recién fallecido Roberto Alés, abordó los temas relacionados con el Barcelona y este enésimo enfrentamiento entre ambos equipos: “Para bien o para mal, últimamente el Barça y el Sevilla se han enfrentado muchas veces y por cosas grandes. El Barcelona ante nosotros siempre da su mejor versión y eso es porque nos respetan”.

Destacó el papel que jugará la afición en el encuentro: “Con nuestra afición potenciamos nuestras virtudes, somos una comunión equipo y afición y tenemos que aprovecharlo”. También valoró la importancia de Messi en el duelo: “Es el mejor jugador del mundo y entonces hay que tenerlo en cuenta, pero un jugador solo es incapaz de ganar un partido. Si te paras a pensar en los otros diez que van a estar al lado de Messi, jugarían en cualquier equipo puntero del mundo”.

Mateu Lahoz

Mateu Lahoz está de vuelta en Nervión para dirigir uno de los partidos más determinantes del campeonato. La Federación ha decidido que esta opción era la más adecuada y que, asistido desde el VAR por Cuadra Fernández, el árbitro valenciano tendrá todo bajo control. Esta noticia no ha sido bien acogida en Nervión, que tiene en cuenta los últimos arbitrajes de este colegiado al Sevilla.

La última vez que el Sánchez Pizjuán presenció su arbitraje, fue el día de Reyes. Sucedió en un disputado encuentro frente al Atlético de Madrid, que se saldó con 1-1. No estuvo exento de polémica el enfrentamiento, pues Mateu perdonó la segunda amarilla a Thomas tras una falta en los minutos finales del encuentro.

Onces esperados

Salvo sorpresa mayúscula Pablo Machín optará por alinear a sus mejores jugadores de cara al duelo liguero. Navas ha podido llegar a tiempo y será de la partida en Nervión. Nolito y Escudero son baja por lesión. Bryan Gil por su parte se perderá el encuentro por sanción. Dicho esto, la alineación la podrían conformar:

Vaclik;  Carriço, Kjaer, Sergi Gómez;  Navas, Banega, Franco Vázquez, Sarabia, Promes;  André Silva y Ben Yedder.

 

Valverde en cambio tratará de sacar un once lo más competitivo posible teniendo en cuenta la que se le viene encima. Clásico copero y de Liga seguidos y la vuelta de Champions frente al Lyon. Busquets, Rakitic o Dembélé son algunos de los futbolistas que podrían descansar. Rafinha, Cillesen y Arthur son baja por lesión. Teniendo en cuenta estos factores, el once inicial del Barça lo conformarían:

Ter Stegen;  Jordi Alba, Lenglet, Piqué, Sergi Roberto;  Vidal, Busquets, Rakitic;  Coutinho, Luis Suárez y Leo Messi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here