La llegada de Julen Lopetegui al banquillo sevillista ha hecho que varios futbolistas tengan que buscar un nuevo destino al no entrar en los planes del nuevo entrenador. Uno de estos jugadores es Luis Muriel. El cafetero, que llegó en el verano de 2018 de la mano de Óscar Arias, podría tener sus días contados como sevillista.

Según indican medios italianos, el agente del colombiano ya ha acordado tres años de contrato que unirán a Muriel y al Atalanta, por lo que ya solo queda cerrar el acuerdo entre clubes.

Procedente del Sampdoria, Muriel arribó en Sevilla como el fichaje más costoso de la historia del club por una cantidad que superó los veinte millones de euros. Se apostó mucho por el delantero, que llegó con el cartel de estrella y de poder ser el delantero titular por delante de Ben Yedder. Sin embargo, sus actuaciones tanto en liga, como en copa y Champions dejaron mucho que desear.

No convenció a su primer entrenador, Eduardo Berizzo, quien lo mantuvo como segundo delantero por detrás del francotunecino, llegando a partir en la mayoría de partidos desde el banco. Sin embargo, tras la destitución del argentino como primer entrenador, a Muriel le sonreía la suerte con la llegada de Vincenzo Montella. El italiano le dio el puesto de titular al colombiano en la mayoría de sus partidos, llegando a disputar encuentros muy importantes para la entidad como la eliminatoria de Liga de Campeones ante el Manchester United y Bayern de Múnich, y más tarde los decisivos partidos de copa ante Atlético en cuartos, Leganés en semifinales y Barcelona en la final.

Muriel acabó la temporada como suplente de Caparrós, que sustituyó a Montella en el cargo de técnico, dejando así un balance de 50 partidos jugados, anotando 10 goles y dando 3 pases de gol. Unos números que sabían a poco debido a la cantidad que se tuvo que pagar por él en verano, y que dejó un mal sabor de boca tanto en la afición como en la directiva, aunque se le dio un voto de confianza para la temporada siguiente.

Comenzada la temporada 18/19, Muriel tras la llegada con su selección después del Mundial de Rusia 2018, gustó a Machín, que para muchos partidos antes de la llegada de André Silva, partió como titular, jugando así las importantes previas de UEFA Europa League y la final de la Supercopa de España ante el Barcelona en Tánger. Pero desde la llegada del portugués, el cafetero volvió a un segundo plano tal como pasó con Berizzo y Caparrós y tuvo que hacer las maletas rumbo a Florencia para probar suerte en la Fiorentina,

Ya en Italia, Muriel cayó de pie en el equipo viola, anotando y asistiendo en sus primeros partidos en la Serie A, se llegó incluso a hablar de la predisposición de la Fiorentina a la compra del jugador, que tenía una opción de compra de unos trece millones de euros, pero poco a poco esa predisposición se fue convirtiendo en negación tras la debacle del delantero, que aún con la llegada de Montella, no pudo cuajar una buena temporada en Italia.

Aún así, Muriel sigue teniendo mucho cartel en Italia, y de eso se quiere aprovechar el director deportivo del Sevilla, Monchi, para poder renovar su nueva plantilla. La salida del jugador hacia el Atalanta es cuestión que el entendimiento entre ambos llegue tarde o temprano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here