Draxler se despide tras ser sustituido en un partido | Imagen: Paris Saint Germain.

Con el campeonato liguero ya comenzado y muchas posibilidades de pasar el play-off clasificatorio de UEFA, la dirección deportiva del Sevilla pretende zanjar el periodo de mercadeo con alguna incorporación estelar, de estas que ilusionan a la afición y aportan nivel a la plantilla. En esta tesitura reaparece una vez más el nombre de Julian Draxler, actualmente militante en las filas del PSG. Ya desde la temporada pasada todo apuntaba a que el jugador se había quedado sin hueco en la plantilla, y en este año se ha confirmado. Por esto el club parisino, consciente del alto coste de mantenimiento del teutón, ha decidido ponerlo en venta por un precio de 50 millones.

El momento oportuno

Aunque desde Nervión siempre han seguido muy de cerca los pasos de Draxler, este cambio de situación ha provocado que el seguimiento se haya intensificado aún más, y a pesar de que hasta la fecha no hay noticias de una oferta oficial por parte del club, el Sevilla estaría esperando el momento oportuno para jugar sus cartas y tratar de hacerse con los servicios del internacional alemán, pues sus dos anteriores intentos se vieron frustrados. Como era de esperar, la salida al mercado de un futbolista de tanto talento no solo ha llamado la atención de los rojiblancos, desde Alemania estarían muy contentos de poder ver de nuevo a Julian en la Bundesliga, donde además ha manejado sus mejores números como extremo izquierdo y delantero durante su estancia en el Schalke 04 y el Wolfsburgo. Borussia Dortmund, RB Leipzig y Schalke 04 están atentos a la situación de Draxler para poder optar a su fichaje. Duros rivales para un Sevilla cuya transacción preferida sería una cesión para toda la temporada con opción a compra, ya que desde el Pizjuán no estarían dispuestos a desembolsar la cuantía fijada por los franceses. Sin embargo, la posibilidad de liberarse de la ficha del jugador (o al menos de una gran parte de ella) durante toda la temporada podría ser una de las grandes armas de seducción de la secretaría técnica sevillana.

Por qué Draxler

Con 24 años de edad y 174 centímetros de altura, Julian Draxler se define como uno de esos extremos izquierdos veloces, con agilidad en el regate, llegada, fiabilidad media-alta de cara a portería y un notable talento para el último pase, además de experiencia más que sobrada en Europa, lo que lo convierten en el candidato perfecto para el estilo de juego abierto a las bandas señero de Machín. Su versatilidad le permite además jugar como delantero e incluso como medio centro ofensivo, haciendo del germano un comodín perfecto para cualquier desajuste que pudiera surgir a lo largo de la temporada.

Ante esta situación la dirección deportiva del Sevilla, encabezada por Joaquín Caparrós, sigue marcando los tiempos a su gusto, tentando además la opción de Martial (cuya salida también es un deseo para Mourinho), y nada parece que pueda alterar el ritmo de las negociaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here