El Sevilla disputó en en la tarde del domingo el partido de la Liga Santander frente al Deportivo Alavés de Abelardo, en el estadio de Mendizorroza. Con defensa de cuatro y equipo de gala (exceptuando a Steven N’Zonzi), Montella consiguió que su escuadra tuviera la posesión (62,4% del Sevilla, frente al 37,6% del Alavés).

Dominio frente al Alavés

El conjunto que dirige Vincenzo Montella realizó 443 pases y falló en 109 gracias a la presencia de Ever Banega, que jugó en la mediapunta, acompañado por Guido Pizarro y Johannes Geis, quien volvió de nuevo en su posición natural supliendo así a Steven N’Zonzi. El equipo de Abelardo, en cambio, realizó la cifra de 230 pases y 97 erróneos, demostrando que el Sevilla era muy superior en el campo, pero no materializaba las buenas ocasiones, como el resto de la temporada. 11 asistencias al área rival tuvo el Sevilla, gracias a la presencia de sus extremos, Nolito y Jesús Navas, aunque están aún muy lejos de su mejor nivel. El Alavés, en cambio, realizó 10 asistencias al área rojiblanca, la mayoría de ellas en la segunda parte, cuando los de Montella bajaron el nivel que demostraron en la primera mitad.

Sin resultado

Ambos equipos jugaron con una alineación 4-2-3-1, aunque el dominio se lo llevó el Sevilla y los tres puntos tras lograr anotar un gol fueron para el Alavés. El equipo local obtuvo tres tarjetas amarillas para parar el buen juego hispalense,y posteriormente una tarjeta roja a escasos minutos del final del encuentro. Mientras que los visitantes solo vieron dos tarjetas amarillas. El Alavés realizó 18 faltas, mientras que el equipo nervionense realizó 12. El equipo de Abelardo perdió 176 balones y recuperó 69. Los hispalenses, algo similar, perdieron 161 y recuperaron 66 balones.

Ninguno de los delanteros marcó

El conjunto vasco realizó 6 tiros, 3 de ellos a puerta logrando un gol tras una buena acción de Manu García que Simon Kjaer no consiguió defender. Caso distinto es el equipo de Vincenzo Montella, que realizaron 11 tiros y 1 de ellos fue dirigido a puerta, con la diferencia de ninguno de los tiros terminaron en gol. El Alavés tuvo en su poder el poder ganar por mayor diferencia de goles, pero Sergio Rico intervino hasta en 2 ocasiones importantes para evitar que la derrota fuera por una mayor diferencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here