Diez jugadores que explotaron en el Sevilla y fracasaron al marcharse

Diez jugadores que explotaron en el Sevilla y fracasaron al marcharse

Hay jugadores que tomaron la decisión equivocada al dejar el Sevilla.

Lenglet encabeza la lista sevillistas con más minutos
Franco Vázquez “Lo importante es tener las ocasiones para meterlas”
Espesa imagen para despedir la fase de grupos

Después de traer los diez mejores fichajes de Monchi, los diez partidos más importantes del Sevilla, los diez mejores jugadores del Sevilla o los diez futbolistas que más veces vistieron la camiseta de España, desde La Colina de Nervión os presentamos el  ránking de los diez futbolistas que hicieron un gran papel en el Sevilla pero que al marcharse en otro equipo fracasaron estrepitosamente.

1- Javier Saviola

Saviola probó suerte en el Barcelona y Real Madrid sin encontrarla

El Pibito llegó en calidad de cedido al Sevilla. Ya había anotado varios goles con su club, el FC Barcelona y en Mónaco hizo una buena temporada antes de llegar al Sevilla. Con la vuelta del Sevilla a las competiciones europeas en la 05/06, temporada en la que consiguió la primera UEFA Europa League, Monchi decidió negociar su cesión. Una vez finalizada, el Sevilla intentó hacerlo suyo pero el equipo de Rijkaard se negó. En la vuelta a la Ciudad Condal, Eto’o se lesionó, por lo que el argentino disfrutó de minutos a principios de temporada. Su figura se desvaneció con la vuelta del camerunés y solo pudo hacer cinco goles en dieciocho partidos. Después de su paso por el Barcelona, fichó por su máximo rival, el Real Madrid pero solo jugó 31 partidos en dos temporadas hasta que se marchó al Benfica. Despuntó en el Sevilla y se desinfló en los clubes de primera línea.

2- Christian Poulsen

Poulsen no disfrutó de protagonismo en la Juventus

El danés se enfrentó al Sevilla en las semifinales de la UEFA Europa League de la temporada 05/06 vistiendo la camiseta del Schalke 04. En aquel partido, el Sánchez-Pizjuán rompió a rugir con el gol de Antonio Puerta y como indicó Poulsen, ”se enamoró de Sevilla”. La siguiente temporada llegó libro procedente del equipo germano y conquistó la Supercopa de Europa. En esa misma campaña, levantaría también la UEFA Europa League contra el Espanyol y la Copa del Rey contra el Getafe. Para cerrar su época sevillista, ganó la Supercopa de España ante el Real Madrid en su última temporada. Tan solo estuvo dos campañas pero llamaron la atención de grandes clubes. Firmó por la Juventus en la temporada 08/09, donde quedó segundo en la Serie A. En el equipo que dirigía Ranieri no fue protagonista y jugadores como Melberg, Sissoko o Marchisio taparon su proyección. El siguiente año fue nefasto. Clasificados séptimos en el Calcio. Esta vez sí contó con minutos Poulsen en una temporada para el olvido en Turín, lo que le abrió las puertas a la Premier League y fichar por el Liverpool, aunque tampoco fue imprescindible en Anfield.

3- Adriano Correia

Adriano en su presentación con el FC Barcelona

Seis temporadas en el Sevilla y varios títulos a sus espaldas le sirvieron para fichar por el FC Barcelona. Allí se reencontraría con dos ex compañeros, Dani Alves  y Seydou Keita. Adriano se disputaría el lateral zurdo con un compatriota suyo, Maxwell, aunque fue este último el que más defendió ese lugar. En la siguiente temporada, 11/12, fue Adriano quien se impuso hasta que llegó Jordi Alba en el mercado estival de 2012. Desde entonces, sus actuaciones disminuyeron notablemente y quedó relegado para jugar la Copa del Rey y partidos ante rivales menores. Eso sí, levantó infinidades de títulos con el cuadro azulgrana hasta que se marchó al Besiktas para firmar sus últimos años de carrera.

4- Sébastien Squillaci

Squillaci no brilló en la Premier League

Una carrera en Francia que llamó la atención de Monchi. Squillaci llegó en la temporada 08/09 y se convirtió en la pareja idónea de Escudé. Rindió a un gran nivel en las dos temporadas que estuvo en Nervión y parecía erigirse como el líder futuro del Sevilla. Las cosas dieron un giro de tuerca cuando el Arsenal quiso reclutarlo. Su entrenador, Wenger, compatriota de Squillaci, pretendió que el central francés vistiese la camiseta de los Gunners y así fue, aunque sin mucha suerte. Tan tuvo una temporada decente, la primera. En las dos siguientes, pasó sin pena ni gloria por el Arsenal hasta que en 2013 volvió a su país, al Bastia. Pudo ser un zaguero de primer nivel pero su rendimiento no le acompañó en Inglaterra.

5- Federico Fazio

Fazio no se adaptó a la Premier League

Otro central que puso rumbo a Londres fue el argentino Fazio. Esta vez se enroló en el Tottenham. Su altura y condiciones físicas hacían pensar que Fazio iba a tener una época gloriosa en su andadura por la Premier League. Nada se pareció a lo previsto. Tras ganar la Europa League con el Sevilla ante el Benfica, el equipo de Pochettino lo fichó para la campaña 14/15. Disputó 20 partidos ligueros pero no destacó en su labor defensiva y comenzó en el equipo con mal pie. No se adaptaba al ritmo inglés y cometía fallos impropios de un central de nivel. La siguiente temporada tuvo un hueco, pero en el banquillo. Alderweireld lo desbancó de las alineaciones y en el mercado invernal de 2016, volvió cedido al Sevilla para ver si recuperaba la forma. No ocurrió eso, una expulsión en las semifinales de la Copa del Rey quitó las opciones a Fazio para hacer un sitio en el equipo. Conquistó la Europa League ante el Liverpool y volvió a Londres para marcharse en verano a la Roma, equipo en el que está dando buenas sensaciones.

6- Alberto Moreno

Apuntaba a maneras en el Sevilla pero no es titular en el Liverpool

Uno más que emigro a Inglaterra fue el canterano Alberto Moreno. El sevillano vio una buena oportunidad para seguir creciendo en esto del fútbol su fichaje por el Liverpool. Brendan Rodgers fue quien lo hizo debutar con la elástica del Liverpool y su primera temporada sumó 28 partidos de Premier League. Con Klopp en el banquillo también pudo disfrutar de minutos pero sus actuaciones cada vez era más sometidas a criticas. Disputó la final de la Europa League 15/16 en Basilea frente al Sevilla y la perdió. Después de la derrota en Suiza, Alberto Moreno quedó señalado y en la presente temporada, Milner ha pasado por encima de él y no tiene sitio en Anfield.

7- Sthépane M’Bia

M’Bia rechazó seguir en el Sevilla para irse a Turquía

Llegó como pulmón para el centro del campo del Sevilla tras descender a la Championship con el QPR. Con la carta de libertad en la mano se presentó en Nervión y firmando un solo año de contrato. Pronto se ganó el corazón de los sevillistas y se coronó con el gol anotado al Valencia en Mestalla que metía al Sevilla en la final de la Europa League 13/14. Se marcó un temporadón y esperaba que grandes equipos llamasen a su puerta. No fue así y renovó un año más con el Sevilla en la temporada 14/15, donde otra vez consiguió la Europa League. El dinero turco le sedujo y fichó por el Trabzosnpor. Con dicho club no pasó de la ronda de play offs de la Europa League y poco tardo en marcharse a la China al Hebei Fortune. Se borró del panorama futbolístico tras dos años al máximo nivel en el Sevilla.

8- Aleix Vidal

Aleix Vidal en su presentación con el Barcelona

Un extremo reconvertido en lateral diestro por Unai Emery. Despuntó en esa posición y acaparó las miradas del FC Barcelona. Una sanción impuesta por la FIFA impedía al club azulgrana inscribir a sus fichajes en competición oficial hasta enero, algo que perjudicó notoriamente a Aleix Vidal. Cuando jugó, no le ganó el pulso a Dani Alves y sin el carioca, Sergi Roberto, otro jugador reconvertido en lateral, le quitó del escenario. Varias especulaciones sobre posibles enfrentamientos con Luis Enrique apartaron aún más al catalán. Cuando mejor estaba y disfrutaba de minutos se lesionó y el calvario ha vuelto a apoderarse de Aleix Vidal. Pasó de la titularidad en el Sevilla al ostracismo en el Barcelona.

9- Grzegorz Krychowiak

Krychowiak está entrenando con el equipo filial del PSG

Un diamante descubierto por Monchi. Un guerrero de la afición sevillista que alcanzó el nivel de centrocampista cotizado en sus dos temporadas con el Sevilla. La marcha de Emery al PSG supuso el convencimiento de Krychowiak de firmar también por este equipo. El polaco no sabía lo que se le venía encima. Cambiaba una preciosa ciudad por otra, pero la maldición de Krychowiak en Francia seguía en pie. Ya salió rebotado de varios equipos galos cuando pertenecía al Girondins de Bourdeaux hasta que el Sevilla lo reclutó. En su vuelta Francia, la historia no cambió. Malas actuaciones y faltas de entendimientos han hecho que la figura de Krychowiak se disuelva con el tiempo, hasta el punto de que el propio Unai Emery mandó al polaco a entrenarse con el equipo filial. Lo tenía todo y está fracasando en el PSG.

10- Éver Banega

Banega con la elástica del Inter

El argentino solo rinde bien con Emery. Es un hecho. El Sevilla lo fichó procedente del Valencia a petición del entrenador de Hondarribia. Ya lo conocía y sabía moldear al mediocentro argentino. Y así fue. Poco a poco se hizo dueño y señor del centro del campo nervionense y copó las primeras planas del mercado de fichajes. Fue el Inter quien se llevó el gato al agua pero no ha sido hasta hace poco cuando Banega se ha hecho con un pequeño hueco en Italia. En su llegada dispuso de minutos por el cartel que tenía pero en una competición donde el balón no es el protagonista como es la Serie A, Banega no tenía función alguna. De Boer fue destituido y con Stefano Pioli, el argentino ha vuelto a recobra algo de su papel estelar en el equipo. Aún está a años luz del Banega que se vio en el Sevilla.





COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    ER KUNFÚ DE TRIANA 2 años

    ESTO ES PARA QUERER MEAR Y NO ECHAR NI UNA GOTA SIQUIERA. ¿ASÍ QUIERE EL SEVILLA SER UN “GRANDE” Y CODEARSE CON LOS GRANDES EN CHAMPIONS?

    No estoy conforme con el título del post. Más bien habría que hablar de la realidad del por qué esos jugadores se marcharon, la mayoría de estos jugadores, y de otros no citados aquí, se marcharon por la POLÍTICA DEL CLUB con PEPE CASTRO a la cabeza.

    La política de Pepe Castro y su consejo de administración ha sido la de vender, vender … y vender, sin hacerle falta. Es prácticamente IMPOSIBLE DESMANTELAR UN EQUIPO TODOS LOS AÑOS Y QUE RINDAN A PRIMER NIVEL, con el trabajo que cuesta compaginar a 22 jugadores cada uno de una “leche”, de un padre y una madre, como se suele decir.

    Si analizamos el equipo en liga estos últimos años, desde que está Pepe Castro, el Sevilla, no ha empezado a “entonarse” hasta que prácticamente no ha llegado la segunda vuelta, y pienso yo, con los puntos perdidos de la primera vuelta … ¿qué hacemos? …

    La cosa le ha salido bien durante 4 años, y mucha suerte ha habido de que esto no ocurriera antes. No se puede tentar tanto la suerte.

    Estos jugadores, la mayoría, se han marchado, no porque quisieran irse, sino por lo mismo que se ha ido RAMÓN RODRIGUEZ BERMEJO, MONCHI … EL LEÓN DE SAN FERNADO … HARTOS DE ESTAR HARTOS DE LA POLÍTICA DEL CLUB.

    Uno pudiera decir que Monchi se tenía que haber limitado a su trabajo en el club porque para eso se le pagaba, muy bien, totalmente de acuerdo, esto sería lo fácil, pero NO TODAS las personas, y esto es lo difícil, que trabajamos somos iguales, NO MIRAMOS EL DINERO SOLAMENTE, queremos que esa labor se vea recompensada y que fructifique, cosa que en el Sevilla no ha sucedido por culpa de ese que tiene tipo de “cura antiguo”, DON PEPE CASTRO y de su consejo de administración.

    Monchi estaba harto de ver que se hartaba de componer un gran equipo para que ahora DON PEPE CASTRO, le DESMANTELARA EL EQUIPO. ES TOTALMENTE NORMAL QUE SE QUIERA IR A OTRO CLUB DONDE NO LE “ROMPAN” SU TRABAJO TODOS LOS AÑOS … YO HUBIERA HECHO LO MISMO.

    Este asunto de Monchi, aunque el no quiera decirlo, algún día se sabrá, porque el tiempo es lo más sabio, muchos sabemos lo que le ha pasado … y todos no vamos a estar equivocados.

    ¿Qué ilusión y que apoyo le pide Pepe Castro y su consejo de administración a la afición si esta ve que el equipo es TODOS los años desmantelado? Un presidente que no es capaz de arreglar el asunto de los BIRIS y ni está en ello. Después se preguntarán porqué han dejado de animar y de sacarse el carnet.