Diez extranjeros icónicos del Sevilla que ya no recordabas

Diez extranjeros icónicos del Sevilla que ya no recordabas

Fueron futbolistas cuyo paso por el club hispalense fue discreto y muchos han sido ya olvidados.

Gonalons sufre una fractura de peroné
El abogado de Moukoudi confirma la oferta del Sevilla 
Varios jugadores del filial, en el punto de mira de otros equipos

Nueva entrega en forma de reportaje para los sevillistas más curiosos y nostálgicos. Tras diversas entregas en las que se encuentran los diez jugadores que vistieron la camiseta sevillista y volvieron, o los diez peores fichajes. Esta vez, la Colina de Nervión se centra en una decena de futbolistas extranjeros peculiares que vistieron la elástica del equipo hispalense, y que quizás, muchos hayáis olvidado.

1. Axel Lawarée

El delantero belga fichó por el Sevilla FC en la temporada 97/98 tras una excelente campaña en el Standard de Lieja, donde jugó 35 partidos he hizo doce goles. Sin embargo, su paso por el club de Nervión fue bastante discreto, puesto que sólo disputó doce encuentros y anotó dos goles, uno ante el Jaén y el otro ante el Isla Cristina en aquella nefasta noche de eliminación copera. Fue además, la peor temporada de su carrera puesto que en el Augsburgo, SC Bregenz o Fortuna Düsseldorf, equipos donde jugó tras su fichaje por el Sevilla, sus números son mejores. Actualmente, desempeña el cargo de director deportivo en el Standard de Lieja. Se retiró en 2014 con 39 años.

Axel Lawareé a la izquierda en un entrenamiento del Sevilla FC.

2. Ilie Dumitrescu

Famoso en la parroquia nervionense por el apodo que le otorgaron los sevillistas, “Dumitru”. El jugador rumano llegó al Sevilla FC cedido en 1995 procendente del Tottenham inglés. Sólo jugó 13 partidos e hizo un tanto. Apenas contó para Luis Aragonés aquella temporada en la que el equipo terminó sexto. Es el máximo goleador en la historia de la selección rumana con 20 goles. Nada más retirarse en 1998, montó una agencia de representación de jugadores que fracasó. Actualmente es entrenador y al último equipo que entrenó fue al Steaua de Bucarest en 2010.

El delantero Ilie Dumitrescu.

3. Zoran Njegus

El lateral serbio llegó a la disciplina nervionense en el verano de 2001 procedente del Atlético de Madrid. Jugó a las órdenes de Caparrós. Su paso por el Sevilla se vio oscurecido por el fichaje de un tal Dani Alves que desde su llegada se hizo con el puesto de lateral derecho. En tres campañas, disputó 57 partidos y anotó un sólo gol. Con la Selección de Serbia y Montenegro jugó un total de siete encuentro. Colgó las botas tras abandonar el club hispalense y actualmente es entrenador. El último club al que entrenó fue el Novi Pazar serbio.

Zoran Njegus disputando un balón junto a Tamudo.

4. Marcelo Zalayeta

El conocido delantero uruguayo jugó dos temporadas en las filas del club rojiblanco. Desde la temporada 99/00 cuando la Juventus lo cedió, hasta la 00/01, cuando el club transalpino lo recuperó. Disputó 50 partidos y anotó 10 goles. Gran parte de su carrera futbolística se desarrolló en Italia. La temporada 99/00  fue una de las peores temporadas del Sevilla FC, quedó último en la clasificación y sólo ganó cinco encuentros. Zalayeta coincidió con más uruguayos aquel año, como Tabaré Silva o Otero. En la ciudad de Sevilla será recordado por el caso “Birdie” en el que junto a los otros futbolistas uruguayos nombrados anteriormente, golpearon a tres jóvenes a la salida de un pub. El delantero colgó las botas la temporada pasada en las filas del Peñarol.

Marcelo Zalayeta disputando el esférico.

5. Tarik Oulida

El centrocampista holandés fue uno de los integrantes de aquel ‘súper Ajax’ que ganó la Champions League en la temporada 94/95. En 1995 fichó por el Sevilla, y llegó con el cartel de ser una de las grandes promesas del fútbol holandés, pero ahí se quedó. En su primera campaña, una lesión le rodilla le apartó de los terrenos de juego, y en su segunda campaña, el equipo descendió a Segunda División. Será recordado por los sevillistas por aquel accidente que tuvo en una barbacoa organizada por el brasileño Moacir, en la que se tiró a una piscina prácticamente vacía. Actualmente, se está formando para ser entrenador. Con el conjunto de Nervión, disputó 34 partidos e hizo cuatro goles. Tras su etapa como sevillista, viajó rumbo al fútbol japonés.

Primer plano de Tarik Oulida.

6. Miklos Molnar

El danés sólo vistió la camiseta sevillista en 54 ocasiones en dos temporadas y realizó 19 dianas. Llegó procedente del Lyngby de la liga danesa. Llegó con la etiqueta de máximo goleador de a liga danesa y con más de 30 partidos como internacional. Sin embargo, no realizó todos los goles que se esperaba. Fue titular en su primer año en la División de Plata, donde el equipo consiguió el ascenso y en su segundo curso también tuvo protagonismo. Tras sus dos campañas en el conjunto de Nervión, fichó por el Kansas City Wizards norteamericano.

Cromo de Miklos Molnar.

7. Gerardo Torrado

Es un jugador muy conocido en su país de origen (México), donde ha llegado a disputar 145 encuentros oficiales. Llegó al Sevilla FC en el invierno de 2002. Pasó de puntillas en su primera campaña, jugando sólo ocho encuentros. En su segunda temporada, Caparrós contó más con el mexicano y disputó un total 22 choques .En su tercera y última campaña, sólo se vistió de corto en diez ocasiones y fue vendido al Racing de Santander. Aquellos fueron los años de consolidación sevillista con fichajes como los de Alves, Baptista, Adriano  o Renato y las irrupciones de Reyes, Antoñito, Navas y Sergio Ramos.

Gerardo Torrado en un encuentro.

8. Thomas Rytter

Otro danés en esta lista de ilustres jugadores extranjeros sevillistas. El lateral derecho, tras cuajar grandes temporadas en la liga de su país con el Lynbgy BK, en 1996 dio el pasó al Sevilla FC. Fue una temporada complicada, el club bajó a Segunda División y hubo hasta tres entrenadores en una temporada (Camacho, Bilardo y Julián Rubio). Debutó como titular en un partido que el Betis ganó en el Pizjuán por 0-3. El lateral fue de lo más potable aquella temporada. En su segunda campaña como sevillista en Segunda, comenzó bien la temporada haciendo un gol ante el Lleida pero poco a poco fue desinflándose y en el mercado de invierno, se marchó al Copenhague.

Thomas Rytter.

9. Dominique Casagrande

Sólo estuvo una temporada en el equipo de la capital andaluza. Realizó buenas campañas en el Niza francés, pero una lesión en su última temporada, hizo que perdiese la titularidad. Llegó al club de Nervión al final del mercado estival en el año 1997, tras la salida de Unzué al Tenerife. Compartió portería con Monchi y Eboué. Debutó prácticamente al ser fichado (un caso muy parecido al de Beto) contra el Jaén, partido que terminó 0-0. En la categoría de plata, coincidió con muchos de los jugadores nombrados en este reportaje. Disputó un total de 31 encuentros y encajó 33 goles. La llegada al banquillo de Fernando Castro, provocó un mal estar entre los jugadores franceses que aquel año militaron en el club y las últimas 8 jornadas de liga, las jugó Monchi. Aquello hizo, que el guardameta abandonase el club a final de temporada rumbo al PSG.

Dominique Casagrande, durante su época del Sevilla | Imágen: Colussos contra Kukletas

10. Robert Prosinecki

Tras pasar por Real Madrid, FC Barcelona o Oviedo, en 1996 fichó por el Sevilla FC, siendo junto a Bebeto y Tsartas los fichajes que más relevancia tuvieron aquel fatídico año en el que el club descendió. Fue un futbolista, que no terminó de cuajar debido a sus continuos problemas físicos. Con el Madrid y el Barcelona, apenas jugó y en el club hispalense disputó 20 encuentros e hizo 4 goles, fue de lo más salvable aquel año. El centrocampista, tras estar sólo un año en Nervión, volvió a su país, Croacia, concretamente al Dinamo de Zagreb. Actualmente, es entrenador de la selección de Azerbaiyán.

Robert Prosinecki en su presentación.





COMMENTS

WORDPRESS: 0