El encuentro de ida de dieciseisavos de la Liga Europa dejó un gol y muchos disparos, sobre todo de los sevillistas. El Sevilla FC venció por la mínima, en un terreno pantanoso y ante uno de los equipos más complicados de la competición. Con un pie en octavos, en el Sánchez-Pizjuán los de Pablo Machín tendrán que afinar la puntería de cara a gol y, además, no contarán con una de sus bazas en el mediocampo (Éver Banega, por amarilla). No obstante, hay muchos más datos que pueden desprenderse de esta victoria, más allá de la lectura en sí del partido.

El Sevilla enamora

El Día de los Enamorados, el Sevilla enamora. En este siglo XXI el conjunto nervionense ha disputado, contando con el de la Lazio, un total de cinco partidos un 14 de febrero. Todos ellos saldados con victoria. San Valentín cae en gracia al Sevilla y es un buen día para cualquiera que ame sus colores.

El primero de estos duelos se dio en 2004, un Murcia – Sevilla que concluyó con 1 gol a 3 (todos los tantos del conjunto nervionense fueron fruto de Júlio Baptista). Seis años después, el conjunto dirigido entonces por Jiménez, venció por la mínima en su feudo al Osasuna merced a un tanto de Luis Fabiano que colocaba al Sevilla FC en puestos Champions.

Ya en 2015, y nuevamente en un partido de liga, los nervionenses golearon al Córdoba 3 goles a 0 (tantos de Krychowiak, Carlos Bacca y Vicente Iborra). Gracias a los goles de Banega y Gameiro, el Sevilla venció en el Sánchez-Pizjuán a las Palmas en otro partido de liga, en este caso disputado en 2016.

Madre mía de ‘miarma’

En el último de los encuentros disputados en el día de San Valentín el Sevilla venció en una de las ciudades más románticas a la Lazio. El gol no podía ser de otro jugador que no fuera Ben Yedder. El atacante sevillista ya alcanza la cifra de 20 goles en lo que va de temporada 18/19. De ellos, 11 los materializó en Liga, 7 en Europa League y 2 en la competición del KO.

Con dicho gol se ha anotado otro hito: ser el tercer máximo goleador sevillista en competición internacional. Suma 19 goles, superando a Luis Fabiano y solo por detrás de Gameiro (con 20 goles) y de Kanouté (con 28).

Sarabia, sobresaliente

Pablo Sarabia necesita al Sevilla y el Sevilla necesita a Sarabia. El conjunto nervionense necesita que el futbolista madrileño esté conectado con el equipo y que ofrezca su mejor versión. Necesita a un Pablo Sarabia de 10, como las 10 asistencias que suma esta temporada, ocho en Liga y dos en la Europa League.

El más victorioso

El Sevilla FC es el equipo español con más victorias en su competición fetiche, que no es otra que la Europa League. Venciendo a la Lazio, se hizo con su victoria número 76 en la competición. Por detrás, le siguen Atlético de Madrid (69 victorias), Athletic Club de Bilbao (64), Valencia (62) y Villarreal (59).

Cuarto en Europa

Si los datos se miran desde la óptica internacional, el Sevilla es el cuarto equipo con más victorias en la Liga Europa (76). Gracias a vencer el pasado jueves, superó a una Juventus con la que empataba (75). A tan solo dos victorias quedan los sevillistas de Brujas y Tottenham (ambos con 78 ocupando el tercer puesto). El primero en la clasificación es el Inter, con 90, y el segundo el Sporting (84).

No hay dos sin tres

El conjunto italiano se hizo ayer con su tercera derrota ante equipos españoles en casa en la Uefa Europa League. Corría el 22 de octubre de 1975. Los dieciseisavos de la Copa de la Uefa enfrentaron en el Stadio Olímpico de Roma a Lazio y FC Barcelona. Mientras que los locales no lograron materializar ni un tanto, los azulgrana afinaron la puntería hasta conseguir tres.

En 2012 el conjunto italiano comenzó ganando un encuentro que terminó perdiendo 1-3 debido a un Atlético de Madrid que supo darle muy bien la vuelta a la tortilla. Los goles de Radamel Falcao, por partida doble, y Adrián López terminando sentenciando a los locales. La última fue la del 14 de febrero de 2019, también en dieciseisavos de la Europa League merced al tanto de Wissam Ben Yedder (y pudieron haber sido más si los 14 intentos sevillistas hubieran sido más certeros).

Dicen que amor y roma son la misma ruina y parece que para la Lazio el dicho pasa a hecho. Lo cierto es que la defensa del conjunto dirigido por Simone Inzaghi tuvo que emplearse a fondo para evitar que el resultado los sentenciara en la competición: hasta 7 bloqueos (por 1 solo sevillista) y 25 despejes (por los 16 del Sevilla FC).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here