Munas Dabbur en un entrenamiento con su anterior equipo | Imagen: RB Salzburg
Munas Dabbur en un entrenamiento con su anterior equipo | Imagen: RB Salzburg

Munas Dabbur se ha convertido en uno de los fichajes que más ilusiona al sevillismo en los últimos tiempos. Si ya por el mes de enero, cuando fue oficializada su contratación, muchos aficionados y expertos veían en él un gran fichaje, ahora más. El israelí ha terminado la temporada como un tiro. Campeón de la Bundesliga Austriaca, de la OFB Cup y máximo goleador de la liga, el nueve del Salzburgo tiene muchas ganas de demostrar que en una liga de mayor nivel también sabe meter goles. En Sevilla lo esperan con ansia, y la dupla que forme con Ben Yedder puede pasar a la historia.

Trayectoria de Dabbur

Munas Dabbur nació en mayo de 1992 en Nazareth, Israel. Comenzó su carrera en las categorías inferiores del Maccabi Ahi Nazaret, para después dar paso al Maccabi Tel Aviv, uno de los mejores equipos de su país. A pesar de su juventud, en sus dos temporadas y media allí consiguió anotar 23 goles y dar 9 asistencias. Fue campeón de liga dos veces. Esto hizo que el Grasshopper Club suizo se fijara en él y lo fichase por casi medio millón de euros. Suiza fue el lugar donde explotó su faceta goleadora, anotando 56 goles en 105 partidos, con una media de 0,53 por encuentro. Sus buenas actuaciones le sirvieron para debutar con su selección nacional en 2014, con la que lleva cuatro goles en quince partidos. En su última temporada completa en el club de Zurich consiguió el trofeo a máximo goleador de la liga, lo que hizo que en mercado de invierno el RB Salzburg lo fichase por cinco millones. En Austria ha sido donde se ha dado a conocer en Europa. Sus datos son increíbles: 72 goles y 31 asistencias en tan solo 128 partidos. Con una media de 0,56 goles por encuentro, Dabbur ha conseguido agrandar su palmarés de forma considerable. Tres Bundesligas, las tres que ha disputado, y dos OFB Cup. En Europa su rendimiento también sigue siendo sorprendente. Contando las dos últimas temporadas, el israelí es uno de los máximos anotadores. Son 18 los goles europeos en estas dos últimas campañas.

Más que goles

Munas Dabbur es un jugador que destaca fundamentalmente por su gran capacidad goleadora, pero tiene muchas más características que lo hacen un jugador muy completo. No es un. delantero alto (1.82), pero usa el cuerpo con muy buen criterio. Su anchura le permite jugar muy bien de espaldas. Además no se arruga a la hora de ir al choque con los centrales. Otra de sus características es que tiene un cañón en la pierna derecha. Su potencia es descomunal y ya ha dado prueba de ello con varios goles imparables, tanto desde dentro como desde fuera del área. No es torpe con su pierna mala, la izquierda, con la que ha marcado unos cuantos goles. Es un delantero móvil, es de los que no se queda quieto en ninguna zona del ataque. Tiene tendencia a caer a la banda izquierda. Ese movimiento es clave para entrar desde banda hacia dentro en diagonal y quedarse solo delante del portero, situación en la que falla muy pocas veces. Se encuentra más cómodo jugando con un acompañante, aunque también puede hacerlo solo. No es un jugador rápido si lo comparamos con Ben Yedder, pero sí que aprovecha muy bien los espacios y le es suficiente para superar en carrera a los defensas. El israelí aprovecha todos y cada uno de los fallos defensivos del equipo rival para conseguir crear situaciones de peligro. Es algo muy característico en él, cosa que debería aprovechar en Sevilla. No es un jugador que destaque por su aportación defensiva, es muy selectivo en los esfuerzos para así estar siempre fresco en fase ofensiva.

Aportación al Sevilla

Fundamentalmente, lo que Dabbur va a aportar al Sevilla son goles. Pero además, su conexión con Ben Yedder puede ser vital para las aspiraciones del equipo. Aunque aún el conjunto de Nervión no tiene entrenador, el ex del Salzburgo se adapta a muchos esquemas. El esquema con el que se siente más cómodo y mejor ha rendido es el 4-4-2, con un delantero que le acompañe. Sus continuos movimientos hacen mejor a su compañero, algo similar a lo que ha hecho André Silva esta temporada. Es un jugador al que le gusta intervenir en la construcción del juego, baja mucho a recibir y tiene buen criterio a la hora de elegir a quién darle el pase. Esa es una de las razones por las que lo óptimo es que juegue acompañado, pues serviría de enlace entre el centro del campo y su compañero en ataque, y le proporcionaría muchas situaciones de gol. Si el Sevilla consigue retener a Wissam Ben Yedder, y con el gran acierto de cara a portería que tienen ambos delanteros, sumado a las aportaciones de otros jugadores como Pablo Sarabia, Munir o Promes, los números goleadores podrían ser espectaculares. Caparrós ha firmado a uno de esos jugadores que, si caen de pie, pueden formar parte de la historia del Sevilla. Y por un precio bajo tal y como está el mercado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.