Munas Dabbur ha sido presentado hoy como jugador del Sevilla para las próximas cuatro temporadas. A pesar de que el nazareno oficializó su fichaje por el club hispalense ya en el mercado invernal, no ha sido hasta cuando ha comparecido ante los medios. Dabbur, que ha conseguido la friolera de cuarenta y ocho tantos en el RB Salzburgo, llega para demostrar que sus habilidades están a la altura tanto de la liga española como del Sevilla y sobre su nueva etapa en las filas nervionenses se ha pronunciado en la rueda de prensa.

La espera fue un poco larga

Como ya mencionamos, Dabbur era ya jugador sevillista en enero de este año, cuando Caparrós lo firmó. Sin embargo, el acuerdo lo obligaba a quedarse en Austria hasta final de temporada. Sobre el tiempo transcurrido entre tanto el israelí se ha pronunciado: «Me habría gustado venir en enero, pero me quedé unos meses más y la espera fue un poco larga porque tenía muchas ganas de venir aquí y empezar a jugar en este equipo«. Por otro lado, las expectativas generadas por Dabbur con su impresionante número de tantos se ponen en duda al mirar la competitividad de la liga española, y también sobre esta cuestión ha querido hablar el delantero: «Un delantero siempre quiere meter goles y lo que se hace en una liga no es fácil hacerlo en otras. La liga española es la mejor, así que espero poder hacerlo en la liga y en la Europa League. El Sevilla es un club importante y muy grande y espero tener la oportunidad de hacerlo bien aquí«.

Junto con Dabbur ha sido presentado Luuk de Jong, también llegado para reforzar la delantera. Ambos han hecho valoraciones el uno del otro, y así ha hablado Munas sobre el ex del PSV: «Ambos hemos metido muchos goles y creo que somos compatibles delante del área«. Además, la cuestión de la afición también se le ha dirigido a la dupla delantera, y Dabbur no ha dejado pasar la oportunidad para elogiar a la parroquia nervionense: «Siempre es muy bonito ver los partidos del Sevilla en la televisión porque los aficionados son increíbles. Vi el partido contra el Bilbao y la sensación fue inolvidable».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here