Imagen de la Copa del Rey, antes de la final entre Sevilla y Barcelona en el Wanda | Imagen: RFEF
Imagen de la Copa del Rey, antes de la final entre Sevilla y Barcelona en el Wanda | Imagen: RFEF

Llegó el día. El Sevilla se citó con el FC Barcelona en el Wanda Metropolitano en busca del sexto trofeo de Copa del Rey. Día de los grandes para la historia nervionense. La posibilidad de otro título y la de clasificarse de forma directa para la fase de grupos de la próxima Europa League. La tarde se presentaba antológica, con un ambiente de lujo y sin incidentes por parte de ninguna de las dos aficiones. Para el encuentro, Montella eligió a su once de gala, sin sorpresas, con Muriel en punta y David Soria bajo palos. En el Barça, Valverde dispuso también un once de campanillas, con Cillessen en portería y con Coutinho, Luis Suárez y Messi como tridente ofensivo. Ninguno se guardó nada de salida en el Metropolitano.

Guión esperado

El partido comenzó con un Sevilla nervioso y un Barça que dominaba el balón. En el minuto 9, falta directa en línea de tres cuartos que lanzó Messi directa a portería. El balón, que iba para la escuadra, fue salvado por David Soria con una excelente estirada. Mientras tanto, el Sevilla seguía sin reaccionar, perdiendo la posesión de balón rápidamente y cediendo la iniciativa a los culés. En el minuto 14, el Barcelona construyó un perfecto contragolpe que comenzó el meta Cillessen con un balón en largo que agarró Coutinho. El brasileño el pasó el cuero a Luis Suárez salvando así la salida de David Soria y el uruguayo solo tuvo que empujarla. Primer tanto en contra del Sevilla. La reacción pudo llegar en el 17, pero el pase de Navas desde la banda lo despejó a córner la defensa culé cuando Muriel se dirigía a rematar contra la meta barcelonista.

En el minuto 23, con más presencia del Sevilla en ataque, Navas se adentró en el área y centró el balón al centro, pero no encontró rematador. En el minuto 28, Iniesta disparó desde la frontal y el esférico, tras golpear a un defensa del Sevilla, se estrelló milagrosamente contra la escuadra de la portería defendida por Soria. Poco a poco despertaba un dormido Sevilla y en la siguiente jugada, tuvo un remate con peligro que el portero holandés del Barcelona detuvo sin problemas. En el minuto 31, una internada de Jordi Alba por la banda desembocó en el segundo gol del partido. Antes de llegar a la línea de fondo, Alba la puso atrás y Leo Messi encañonó el balón y lo alojó sin remedio en el fondo de las mallas nervionenses. Todavía había tiempo para más antes del descanso. En el minuto 40, Luís Suárez recibió en línea de tres cuartos, combinó con Iniesta y encaró a David Soria. Gol del uruguayo y bochorno para un Sevilla desaparecido y sin capacidad de reacción.

Indolencia

La segunda parte comenzó con Montella intentando cambiar la cara del equipo. Para ello, dio entrada a Sandro en el lugar de Correa. Sin embargo, a pesar de un par de arreones que intentó el Sevilla contra la meta blaugrana, la historia volvió a repetirse. Luís Suárez le robó el balón a Banega, se la dio a Messi y el argentino se la pasó al hueco a Iniesta. El manchego, regateó a Soria y mandó el cuero al fondo de la portería. Cuarto del Barça y el sevillismo indignado. Avanzaban los minutos y el Sevilla, lo único que demostraba era indolencia y pasividad.

En el minuto 69 volvió a percutir el Barcelona. Penalti por mano de Lenglet dentro del área. Coutinho lanzó y anotó el quinto de la noche. Con ello, la afición del Sevilla decidió entonar al unísono el “Pepe Castro dimisión” ante un equipo que en ningún momento del partido estuvo a la altura de una afición como la del Sevilla. Gracias a que el Barcelona bajó el ritmo, no se vieron más goles.

Cataclismo confirmado

La final de la Copa es historia. El equipo tiró a la basura la posibilidad de alcanzar la clasificación europea y ahora tendrá que luchar cada partido de los quedan para conseguir recortar la distancia que le separa en Liga de las posiciones europeas y evitar, así, la séptima posición que le clasificaría, pero le obligaría a disputar varias previas en verano. Lo que también debe encarar el club es una remodelación profunda en sus estamentos y poner los medios necesarios para que la debacle del equipo no se vuelva a repetir la próxima temporada.

Ficha técnica

Sevilla FC (0): David Soria, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega, Sarabia (Layún, min. 82), Franco Vázquez (Nolito, min. 86), Correa (Sandro, min. 46) y Muriel.

FC Barcelona (5): Cillessen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets (Paulinho, min. 76), Rakitic, Coutinho (Dembelé, min. 82), Iniesta (Denis Suárez, min. 88), Messi y Luís Suárez.

Árbitro: Jesús Gil Manzano. Amonestó a Mercado (min. 34), Lenglet (min. 38), Iniesta (min. 67), Busquets y Vázquez (min. 74)

Goles: 0-1, min. 14, Luis Suárez. 0-2, min. 31, Messi.  0-3, min. 40, Luís Suárez. 0-4, min. 52, Iniesta.

Incidencias: Estadio Wanda Metropolitano. 20º de temperatura y cielo intervalos nubosos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.