El Sevilla Atlético recibió al UCAM Murcia en el Estadio Jesús Navas. Ambos conjuntos llegaron a la carretera de Utrera con objetivos muy diferentes. Los de Pedro Munitis, terceros en el grupo cuarto de Segunda B y el filial sevillista buscando la permanencia en esta categoría. Tras el empate sin goles ante ante el líder, el Cartagena, y cuatro jornadas sin conocer la derrota, el Sevilla Atlético llegó en plena forma y con buenas sensaciones a la jornada 29. Luci dispuso un once con Javi Díaz, Manu Sánchez, Chacartegui, Amo, Berrocal, Genaro, Cera, Juanpe, Mena, Curro y Traoré.

Igualdad

En la primera parte, ambos conjuntos dispusieron de ocasiones importantes y peligrosas. Sin embargo, ninguno de los dos consiguió abrir el marcador. El Sevilla Atlético tuvo más posesión de balón y algunas de las ocasiones más peligrosas de los primeros cuarenta y cinco minutos. En ataque, los de Luci encontraron sus acciones más importantes por medio de Juanpe Jiménez, Pepe Mena y Curro. El UCAM Murcia tuvo una de sus oportunidades más claras con la participación de Collantes en ataque. El jugador de San Fernando disparó desde la frontal, pero se fue alto su tiro. Con igualdad en el terreno de juego y un minuto de añadido se llegó al final de la primera parte en el Jesús Navas.

Remontada épica

Con el comienzo de la segunda parte llegó el Sevilla Atlético más protagonista. Curro Sánchez protagonizó dos acciones claves para poder abrir el marcador. El capitán del filial puso en aprietos al UCAM con un peligroso cabezazo y un tiro de falta directa que se estrelló contra la madrera de la portería de Curro Harillo. El partido se abrió, y con ambos equipos a la contra, llegó el tanto visitante, por medio de Julen Colinas. La réplica de los de Luci no se hizo esperar y el gol se materializó en las botas de Diego García. Con el partido igualado, las ocasiones se sucedieron en ambas filas. En el último suspiro del encuentro, el Sevilla Atlético puso la épica y remontó desde el punto de penalti por medio de Miguel Martín. 

Los goles

Los goles del partido llegaron en la segunda mitad. Se adelantó en el marcador el UCAM Murcia, con una jugada por la banda derecha. Adam encontró la incorporación de Julen Colinas, que picó la pelota por encima del meta del filial. Con gran calidad, el autor del gol consiguió poner el 0-1 en el electrónico de la Ciudad Deportiva. Ni diez minutos pasaron del gol visitante cuando el filial consiguió el empate. Un gran robo de balón de Curro al borde del área puso en bandeja el tanto para que Diego García colara el remate al fondo de la red. Rozando el minuto noventa de partido y tras una internada en el área, se produjo un agarrón sobre Miguel Martín que el colegiado interpretó como la pena máxima. El tiro desde los once metros fue ejecutado por el mismo Miguel Martín, que engañó a Harillo, y por la izquierda del meta coló la pelota para llevar la épica remontada.

Cinco consecutivos

Con la victoria conseguida por el filial in extremis (2-1), los de Luci acumulan ya cinco partidos sin conocer la derrota, lo que le acerca un poco más a la permanencia en la categoría. Desde el 6 de febrero, cuando cayera ante el Talavera, no pierde el conjunto sevillista, que ha cosechado tres victorias y dos empates. Con estos tres puntos, el filial se coloca decimotercero, a la espera de que concluya la jornada, con 35 puntos en su casillero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here