Sevilla y Atlético de Madrid se citaron en el Sánchez-Pizjuán con el liderato en juego de la Primera División española. Ambos entrenadoras pusieron en liza onces de gala, sin novedades en el hispalense y con la única novedad de Gameiro, por parte colchonera, que desplazó a Fernando Torres del equipo titular en su vuelta al que fuera su estadio durante tres temporadas. Los de Sampaoli, tras trece partidos consecutivos sin ganar un duelo frente al Atlético, encaraban una oportunidad única para romper esta mala racha. Invictos en su feudo, el gran ambiente de la grada puso el ingrediente que faltaba en el cóctel de la victoria.

Ambas escuadras buscaron desde el principio hacerse con el dominio del cuero. Tras varios minutos sesteando, en el siete de partido, Gameiro interceptó un balón horizontal de Mariano y armó un contragolpe yéndose lanzado hacia la portería de Rico. Rami, logró alcanzarle al borde del área, pero no pudo evitar cometer falta. El lanzamiento, realizado por Griezmann, acabó en córner. La respuesta del Sevilla, que poco a poco se fue haciendo con el control del balón, llegó alrededor del cuarto de hora de partido. Vitolo, en una jugada personal, se plantó en el área y cayó ante la defensa visitante. El respetable pidió penalti, pero el trencilla lo tuvo claro desde el principio y no lo señaló. El lanzamiento de esquina acabó en la cabeza de N’Zonzi, que remató bien a puerta y pero su testarazo lo detuvo un seguro Oblak.

Aunque el partido estaba deparando ocasiones para ambos equipos —Gameiro se plantó delante de Rico y el sevillista sacó limpio el disparo— el equipo local rondaba más el área colchonera en esta primera mitad y llevaba más sensación de peligro en sus jugadas. La media hora de juego se alcanzó bajo un severo aguacero y con un fútbol más físico que virtuoso por parte de los veintidós protagonistas. El paso de los minutos dejó ver claramente el planteamiento al contragolpe con el que Simeone sacó a sus jugadores al césped, mientras que los de Sampaoli tocaban y tocaban para buscar abrir huecos entre la trabajada defensa rojiblanca. En el minuto 39, se dio la ocasión más clara de la primera mitad para los visitantes. Una falta lejana botada por el Atlético de Madrid acabó en las botas de Correa, que solo ante Rico, en el borde del área, disparó y mandó el balón rozando la cepa del poste izquierdo de Rico. Los últimos minutos de la primera parte estuvieron protagonizados por un Sevilla en busca del tanto que le permitiera irse a la caseta con ventaja. Sin embargo, el árbitro señaló el descanso y acto seguido Nervión explotó en su contra, dedicándole una despedida con muchos decibelios.

Segunda mitad, decisiva

La segunda parte comenzó igual de igualada que acabó la primera. Sin embargo, el peligro claro llegó de las botas de Nasri, que en el minuto 49 lanzó un balón al poste derecho de Oblak, tras una bonita jugada personal. El césped aguantaba perfectamente la fuerte lluvia que acompañó el paso de los minutos. En el minuto 52, un balón desde la banda puesto por Mariano magistralmente fue rematado por Vitolo con el pie, pero el portero del Atlético de Madrid hizo una parada de mérito y despejó el peligro.

El Sevilla, mejor plantado

Mucha igualdad y mucho juego de centro campo, con llegadas esporádicas de ambos equipos, pero con más presencia en ataque del Sevilla, al igual que en la primera parte. Este era el panorama mediada la segunda mitad de juego en Nervión. La solidez defensiva y el miedo a que el contrario lograse el gol fueron determinantes en que el partido aún viese el empate sin goles en el marcador alcanzado el minuto 69 del encuentro. Nasri llevaba la batuta ofensiva en todo momento y las mejores ocasiones nacieron de sus botas, como en el minuto 71, cuando se internó en el área y puso un balón que se paseó por delante de la portería atlética. Un minuto después, un balón en banda sorprendió a la defensa atlética y N’Zonzi salió disparado hacia la meta de Oblak. Se plantó frente a él con gran tranquilidad y empujó el balón al fondo de la red, salvando la salida del meta colchonero, como si de un entrenamiento se tratase. Adelantó el francés a su equipo en este igualado duelo bajo la lluvia.

Mejoró con el gol

El Sevilla encaró así, por delante en el marcador, el último cuarto de hora de partido, empujado además por una grada exultante que le llevaba en volandas con sus típico cánticos. El Atleti, sin capacidad de reacción vio también como perdía un efectivo, tras una fuerte entrada de Koke a Rami. Los sevillistas, incluso, se gustaban y en esta parcela destacó el argentino Vázquez, que dejó muestras de su calidad con varios regates y jugadas personales. El Atleti también tuvo la suya, con un remate a bocajarro en el 88, que Rico detuvo magistralmente.

Así fue como el Sevilla rompió su racha negativa ante en los duelos ante el Atlético de Madrid. Sirvió la victoria, además, para ponerse líder de la categoría, a expensas de lo que haga el Real Madrid frente al Athletic Club de Bilbao. Podrá gustar más o podrá gustar menos el fútbol que despliega el Sevilla de Sampaoli, pero lo que nadie le puede reprochar es que consigue resultados y que tiene al equipo nervionense líder de la Primera División española.


Ficha técnica

Sevilla FC (1): Sergio Rico, Mercado, Rami, Pareja, Mariano, Escudero, N’Zonzi, Franco Vázquez (Iborra, min. 89), Nasri, Vitolo y Vietto (Correa, min. 90).

Atlético de Madrid (0): Oblak, Juanfran, Godín, Savic, Filipe Luis, Gabi, Koke, Carrasco (Tiago, min. 56), Correa (Gaitán, min. 46), Griezmann, Gameiro (Torres, min. 66).

Árbitro: Martínez Munuera, del Comité Valenciano de Árbitros. Mostró amarillas a los locales Rami (min. 7), N’Zonzi (min. 38), Nasri (min. 45) y Mariano (min. 81). Por parte visitante, vieron amonestación los jugadores Ángel Correa (min. 42) y Gabi (min. 44). Expulsó a Koke por doble amarilla (min. 62 y 77).

Goles: 1-0, N’Zonzi, min. 73.

Incidencias: Partido perteneciente a la jornada 9 de la Liga Santander. Tiempo lluvioso. 34526 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here