Sevilla y Eibar protagonizaron el encuentro de la jornada 27 en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. El equipo de Unai, tras tres partidos sin conseguir la victoria, encaró el choque como una oportunidad de poner distancia con un rival directo en la lucha por los puestos europeos. Los de Mendilíbar llegaron al coliseo nervionense en busca de la primera victoria del Eibar en terreno sevillista.

El partido comenzó con un Sevilla enchufado, con constantes subidas de Tremoulinas por su banda y numerosas combinaciones de los jugadores de la línea de creación sevillista: Banega, Krohn-Dehli y Reyes. El Eibar salió sin posibilidad de reacción, merced a la intensa presión impuesta por los jugadores locales. Desde el inicio del encuentro, el Sevilla disfrutó de ocasiones. Reyes, en un balón centrado desde la banda, estampó su disparo contra la defensa armera. Más tarde, Llorente, no pudo rematar con claridad otro esférico en ataque de los de Unai. Pronto llegó el primer tanto del partido. En el minuto 11, Carriço dejó pasar un centro, otro, puesto desde la banda por Tremoulinas. El cuero llegó a Fernando Llorente, que lo controló de espaldas a la portería y, tirándose al suelo, lo remató a portería y consiguió alojarlo en el fondo de la red.

Borja Bastón, punta de lanza

El Eibar recibió un gol justo cuando no lo tenía planeado, en el inicio del partido. Esto rompió el plan que había trazado Mendilíbar y los jugadores tuvieron que dar un paso adelante para buscar con más ahínco la portería de Sergio Rico. Sin embargo, las ocasiones siguieron siendo del equipo nervionense. Llorente, de nuevo, remató un balón puesto por el lateral francés del Sevilla, pero en esta ocasión el balón se fue alto. También el riojano lo intentó desde lejos, mediante un lanzamiento desde fuera del área que se marchó a la izquierda de la portería de Riesgo. El conjunto armero también dispuso de oportunidades. Sendos disparos, primero Escalante y minutos más tarde Borja Bastón, tuvieron la ocasión de perforar la meta de Rico, pero el canterano sevillista desbarató con efectividad ambas ocasiones, desviando el balón a córner.

Sustos en la segunda parte

La segunda parte comenzó con dos oportunidades muy claras para el Eibar. Ambas vinieron provocadas por sendos fallos defensivos de N’Zonzi y Vitolo, que con sus pérdidas de balón provocaron el contragolpe del equipo vasco. Borja Bastón fue el protagonista de ambas ocasiones, pero en una mandó el balón muy desviado y en la otra, su disparo lo detuvo Sergio Rico sin problemas. La respuesta que dio el Sevilla fue inmediata. Krohn-Dehli remató en el segundo palo un centro pasado, pero el balón se estrelló en un defensa azulgrana.

Borja Bastón fue el hombre que llevó más peligro a la portería sevillista, junto con Enrich. En el minuto 63 disfrutó de otra gran oportunidad. Un cabezazo desde dentro del área fue soberbiamente despejado a córner por Sergio Rico. El Sevilla disfrutó de una gran ocasión a la contra. Gameiro y Banega se plantaron delante de Riesgo, tras robar el balón a la defensa armera. Gameiro le dejó un balón de oro a Banega, pero el argentino no acertó a superar al guardameta visitante. La respuesta del Eibar no se hizo esperar. En el minuto 40, Enrich se plantó delante de Sergio Rico solo, en la luna del área. El delantero armero recortó bien, hacia fuera, al meta canterano, pero a la hora de empujar el balón al fondo de la portería se resbaló y marró una oportunidad clarísima, la más obvia del partido, para lograr anotar un tanto en el encuentro. El partido llegó a su fin sin más alteraciones en el marcador, pero en el minuto 46 de la segunda parte, Vitolo estrelló un balón en el poste, que pudo haber significado el 2-0, pero que finalmente tampoco sirvió para mover el marcador.

Tres puntos más, y van 44 en total, que significan una nueva victoria en el Ramón Sáchez Pizjuán, inexpugnable desde que el equipo de Nervión ganara al Rayo Vallecano en la primera vuelta. El triunfo sirve para asentarse en los puestos europeos y mirar con optimismo al próximo fin de semana, cuando tocará enfrentarse a un Getafe, en crisis, a domicilio. Una gran ocasión de lograr la primera victoria a domicilio de la temporada.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (1): Sergio Rico; Mariano, Rami, Carriço, Tremoulinas; Cristóforo, Nzonzi; Reyes (Vitolo, m. 59), Banega (Iborra, m. 77), Krohn-Dehli; y Fernando Llorente (Gameiro, m. 64).

SD Eibar (0): Riesgo, Lillo, Pantic, Ramis, Juncà, Dani García, Escalante (Saúl Berjón, m. 85), Radosevic, Adrián, Sergi Enrich y Borja Bastón.

Goles: 1-0, m. 10, Llorente

Arbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano), amonestó a Dani García, Mariano, Pantic. Expulsó por doble amarilla a Lillo (m. 87).

Incidencias: Partido de la 27ª jornada de la Liga BBVA. 29.627 espectadores en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here