Girona
Portu celebra el gol de la victoria ante el Sevilla en Montilivi | Foto: La Liga

El Sevilla visitó un estadio complicado, en el que la crisis de resultados obligó al Girona a sacar algo positivo como local. Por parte visitante, los de Nervión saltaron al terreno de juego dispuestos a sellar la clasificación europea y acercarse al cuarto puesto para luchar hasta el final por la Champions League. Joaquín Caparrós alineó a Vaclík, Jesús Navas, Carriço, Sergi Gómez, Escudero, Sarabia, Roque Mesa, Banega, Franco Vázquez, Munir y Ben Yedder. Los locales salieron con toda su artillería con Bono, Bernardo, Juanpe, Muniesa, Valery, Pere Pons, Borja García, Douglas, Granell, Portu y Stuani.

Poco acierto

Mucha intensidad fue la vivida en el primer tramo del partido. El Girona salió con todo, centrado al ataque. Con Portu y Stuani, los locales pusieron en apuros a los sevillistas desde el principio al final de la primera parte. Varias paradas providenciales del guardameta Vaclík salvaron a los nervionenses de encajar pronto en Montilivi. Por parte sevillista, la defensa adelantada del Girona forzó el juego al contragolpe, la internada rápida por las bandas de Munir y Sarabia, así como los balones aéreos. Wissam Ben Yedder, referencia rojiblanca al ataque, tuvo una gran ocasión clave, tras un mano a mano de Munir ante Bono, pero su rechace se marchó por el lateral de la red. El portero local fue providencial para mantener a los de Eusebio Sacristán vivos en la primera mitad. Ambos conjuntos gozaron de grandes ocasiones para adelantarse en el marcador, pero no aprovecharon sus oportunidades y el poco acierto les condenó a llegar con el 0-0 al descanso. 

Sentencia

Sin cambios al comienzo de la segunda parte arrancaron los segundos cuarenta y cinco minutos en Gerona. Los primeros minutos comenzaron como terminó la primera mitad, con el Girona creando gran peligro en el área sevillista y los visitantes intentando recuperar balones y lanzarse al contragolpe. Un Sevilla sin energía se vio superado por el Girona y Joaquín Caparrós estuvo obligado a mover el banquillo a los diez minutos de la segunda parte. Promes fue el primer elegido para intentar revertir la situación y Munir abandonó el terreno de juego. Sin embargo, una contra letal adelantó al Girona por medio de Portu. Las pérdidas de balón continuaron en el Sevilla y necesitó volcar todos sus esfuerzos al ataque. Para ello, salió al terreno de juego el canterano Bryan Gil, en sustitución por Roque Mesa, amonestado con tarjeta amarilla. Las acciones claras al ataque del Girona fueron detenidas en el primer tramo de la segunda parte por un providencial Vaclík, que mantuvo en un gol la ventaja momentánea de los de Montilivi. La tercera sustitución por parte sevillista fue obligada, tras la lesión en defensa de Carriço, por el que entró Joris Gnagnon. El mal juego en el centro del campo, por medio de Banega y Franco Vazquez, y la falta de intensidad frenaron las opciones de puntuar en Gerona para los de Caparrós. Con cinco minutos de añadido se llegó al final del partido con la expulsión de Banega por doble amarilla.

Portu, goleador

La primera mitad finalizó sin goles en el marcador, pese a disponer ambos equipos de varias ocasiones claras para abrir el marcador. En la segunda parte, Portu inauguró e electrónico de Montilivi. Una jugada a la contra letal para los locales que, tras varios pases en el área, acabaron batiendo a Vaclík con gran claridad. Los jugadores de Caparrós pidieron revisar el VAR reclamando una falta a Banega, pero el gol fue concedido. El solitario gol del Girona reinó hasta el final del encuentro.

Oportunidad perdida

El Sevilla fue incapaz de puntuar en Gerona. El conjunto de Eusebio frenó su mala racha a costa de la falta de intensidad sevillista. Los cambios de Caparrós no surtieron efecto y los tres puntos fueron para los catalanes. El conjunto hispalense perdió una gran oportunidad de poder colocarse como cuarto clasificado provisionalmente y seguir en la lucha por la Champions. Tendrá que esperar al próximo encuentro, ante el Leganés en el Sánchez-Pizjuán, para seguir peleando las últimas opciones. El Sevilla continúa quinto clasificado, con 55 puntos, favorecido por la derrota del Valencia CF.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here