Convenciendo en San Mamés

Convenciendo en San Mamés

Amadou también hizo un gran partido y dio equilibrio al centro del campo.

La unidad B se sube al barco de Pablo Machín
Nueva temporada, mismo problema
Las luces del Sevilla Atlético en una oscura temporada

El Sevilla venció en Bilbao para dejar muy encarrilada la eliminatoria copera en San Mamés. Un Sevilla que no salió con su once de gala a disputar el partido, pero que dejó buenas sensaciones pese a que el Athletic empató el partido y le anularon un gol a Aduriz con la intervención del VAR.

El ‘Equipo B’ convence

Pablo Machín decidió hacer rotaciones en su once habitual pensando en el próximo partido liguero, ante el propio Athletic en el mismo escenario. Le llegó el turno a muchos futbolistas que venían de disfrutar pocos minutos y que se veían alejados de la titularidad. Sin embargo, cumplieron las expectativas y dieron un alto rendimiento al equipo, tanto fue así, que los futbolistas más destacados no fueron los acostumbrados a brillar.

Cierto es que el Sevilla tuvo momentos de dudas con el empate del Athletic, así como un gol previo que acabó siendo anulado gracias a la tecnología. Fueron los peores minutos de un Sevilla que dejó de dominar el partido. Pero pocos minutos después del 1-1, el Sevilla volvió a adelantarse por mediación de André Silva. La presión del cuadro nervionense y una gran organización táctica permitió a los pupilos de Machín encontrar huecos en la defensa vasca.

Exceptuando el tanto del empate, el Sevilla se mostró sólido en defensa. Y es que las oportunidades más claras de los locales llegaron por el desacierto del Sevilla. Aún así, pocas fueron las ocasiones del Athletic y el esfuerzo defensivo permitió la primera derrota del Athletic de Garitano.

Nolito se reivindicó

El gaditano firmó el partido que necesitaba, probablemente su partido más completo desde que llegase a Nervión el curso pasado. Actuó como segunda punta acompañando a André Silva y se vio muy favorecido por los espacios que dejaba el delantero luso. Con total libertad de movimiento por detrás de André Silva y cayendo a ambas bandas, Nolito se encontró cómodo en el verde.

Lo más importante fue su contribución al resultado. Con un gol a los cinco minutos, comenzó su gran influencia. Porque los siguientes goles sevillistas nacieron de sus botas. Primero para dejar solo a André Silva y luego para que Ben Yedder hiciese el 1-3 final. Se entendió bien con sus compañeros en ataque y pudo entrar en contacto con el balón en muchas ocasiones. Un encuentro para levantar su estado anímico donde se dieron las condiciones perfectas para que luciese.

Juan Soriano erró

El Sevilla solo encajó un tanto pero Juan Soriano, titular en Copa del Rey, quedó señalado por su fallo en el gol anulado a Aduriz. Midió mal en la salida tras el centro de San José y dejó el cuero en bandeja para que Aduriz empujase a placer. Aunque el tanto no subió al marcador, el arquero quedó señalado. En el gol del propio San José llegó a tocar el remate de cabeza pero no pudo desviarlo. A pesar de mantenerse sobrio el resto del partido, el nivel de Vaclík en Liga ha hecho que la portería del Sevilla tenga un listón muy alto.





COMMENTS

WORDPRESS: 0