Choque constante contra el muro del Leicester

Choque constante contra el muro del Leicester

El Sevilla salió al partido dominando y con llegadas a la portería del equipo inglés pero poco a poco fue siendo superado

Vitolo: “Una pena la derrota pero tenemos el objetivo de la Champions”
Rami: “Si jugamos nuestro fútbol, no tendremos problemas”
Nueve sevillistas, internacionales

El camino del Sevilla en la Liga de Campeones terminó ayer tras perder por 2-0 en el King Power Stadium. Tras el resultado de la ida, el conjunto de Sampaoli no podía relajarse ya que un gol le dejaba fuera. Era necesario salir a marcar y a dominar el encuentro. Sin embargo, del dicho al hecho hay un trecho y el equipo hispalense fue superado en varios aspectos.

Aún así, el Sevilla comenzó bien el encuentro. En los primeros quince minutos tuvo bastante posesión e incluso algunas llegadas peligrosas que pudieron cambiar el devenir del encuentro. Cuando el Leicester marcó, el equipo sevillista no se rindió y siguió remando para tratar de marcar el gol que le diera esperanzas en la eliminatoria.

Pero el conjunto hispalense no se encontró cómodo en ningún momento. De nuevo las transiciones con el balón eran muy lentas, lo que provocaba que el equipo inglés pudiera colocarse correctamente en el campo. Además, los contraataques del Leicester creaban siempre peligro pues la defensa sevillista no estuvo fina en el dia de ayer, superada por la velocidad de Vardy y Marhez. Y, una vez más, el fantasma de los penaltis volvió a aparecer. Esta vez fue Nzonzi quien falló la pena máxima cuando tenía la ocasión de mandar el partido a la prórroga. Un problema para el Sevilla que cada vez es más preocupante.

Vitolo, el que más lo intentó

Dentro del mal juego en líneas generales realizado por el Sevilla, el jugador canario fue el más participativo. Es cierto que tuvo varios fallos en los pases y regates, pero su entrega tanto en defensa como en ataque fueron totales. Incansable como siempre, Vitolo trató de combinar y mandar centros al área que casi nunca encontraban un compañero. Aún así, su perseverancia merece ser reseñada.

Error imperdonable de Nasri

La acción de Nasri puede ser comentada de muchas maneras. Por una parte, la repercusión que tuvo en el partido fue muy grande. Con el Sevilla volcado en el área del equipo inglés y tratando de crear peligro, la expulsión del jugador francés solo complicaba aún más las cosas. Ya en la primera parte se salvó de la tarjeta roja tras una fuerte patada por detrás a Ndidi sin posibilidad de disputar el balón. Por otro lado, la veteranía que posee Nasri debería haberse impuesto mirando por los intereseś del equipo. Caer en la provocación de Vardy fue un error garrafal del que el Sevilla no pudo recomponerse ni siquiera con el posterior penalti.

COMMENTS

WORDPRESS: 0