Dos encuentros faltan para saber si el Deportivo de la Coruña será la próxima campaña equipo de primera o si, por el contrario, será el Mallorca el vencedor. Tras una temporada de dulce en la categoría de plata, el premio gordo está al caer, y los gallegos no quieren desperdiciar la oportunidad. Aunque el mérito es justo atribuírselo a todos y cada uno de los jugadores, en Sevilla quien más ha llamado la atención ha sido Carlos Fernández. En efecto, el rendimiento óptimo del sevillista cedido ha levantado la expectación entre la parroquia nervionense, incluso hay quien no dudaría en traerlo de vuelta para darle minutos con la elástica rojiblanca. Hoy, el propio Carlos Fernández ha hablado sobre todos estos temas con SFC Radio, dejando algo más claras las intenciones del canterano.

«Siempre trabajo el presente»

Que las graves lesiones del jugador han determinado su futuro inmediato en el primer equipo es una evidencia, además de la exigencia actual que maneja el Sevilla en cuanto al rendimiento de sus efectivos. Sin embargo, Carlos Fernández no mira atrás, y tiene claro que lamentarse no le servirá para alcanzar sus objetivos deportivos. «No creo que haya que darle más importancia de la que tiene. Al final las cosas suceden por algo y en este caso me ha tocado a mí. No le doy vueltas a lo que podría haber sido si no hubieran aparecido las lesiones. Siempre trabajo el presente […] y estoy convencido de que el futuro será positivo y exitoso».

En efecto, Carlos Fernández siempre trabaja el presente, y su presente son el Deportivo de la Coruña y su posibilidad inminente de ascenso a la máxima categoría. Que la cesión al club coruñés ha sido uno de los grandes aciertos del Sevilla es innegable, y así lo siente también el propio jugador. «Si partes con desventaja por el estatus que tenían dentro de la plantilla jugadores como Wissam, Muriel, que venían de hacer una temporada buena… Yo necesitaba tener minutos, seguir creciendo. No podía estancar la progresión y el crecimiento deportivo. Creo que fue la mejor decisión que pudimos tomar tanto para mí como para el club. En ese sentido estoy bastante contento y muy agradecido con el Sevilla y el Dépor por darme esa oportunidad».

«Para mí, el sueño y el orgullo más grande que hay es poder defender la camiseta de mi equipo»

Tras una brillante temporada como delantero en el Deportivo de la Coruña -pase lo que pase en el encuentro de ascenso decisivo- Carlos Fernández anhela volver al Sánchez- Pizjuán para triunfar ante los suyos, aunque sabe de sobra que la situación no es fácil. «Llevo doce años en la cantera y al final, como sevillista que soy, es uno de mis sueños. Soy consciente de la situación grandiosa del club, el momento en el que vive y la posibilidad de que haya tantos grandes jugadores en la plantilla; sé cuál es mi papel, no tengo ningún tipo de problema en aceptar la realidad. Ya se verá qué pasará. Para mí el sueño y el orgullo más grande que hay es poder defender la camiseta de mi equipo, al que siento y llevo animando desde pequeño, y lucho por conseguirlo, por lo tanto, con la ilusión es máxima».

La llegada de una entrenador como Lopetegui (al que ya conoce) y su sistema de trabajo con la cantera podrían ser una de las vías directas para la vuelta de Carlos Fernández al verde nervionense, por lo que no ha dudado en hablar abiertamente de la elección de Julen como técnico. «Como sevillista, me gusta la opción de Julen por el perfil de entrenador y su manera de entender el fútbol. Cuando yo estaba en la Selección Española sub 19 él estaba en la Sub 21 y venía como ayudante del cuerpo técnico. Me gusta su manera de trabajar, lo que transmite, y creo que es el entrenador idóneo para el Sevilla independientemente de lo que pase conmigo».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here