Joaquín Caparrós se ha convertido en piedra angular del proyecto del Sevilla FC. Tras entrenar al equipo en el tramo final de la pasada campaña y hacerse cargo de la dirección de fútbol de la entidad, el utrerano ahora ve como sus aciertos en la planificación tienen al Sevilla en una posición muy relevante. Ahora, en una entrevista concedida a Muchodeporte, Joaquín Caparrós repasa la actualidad del conjunto nervionense.

Tras el revuelo creado en la Junta de Accionistas en la que él estuvo presente, el director de fútbol sevillista hace autocrítica y alaba a la afición sevillista. «Hay cuestiones institucionales que igual no se han explicado bien y nuestra afición es soberana. Igual todo tendría que haberse explicado de otra manera».

«Igual todo tendría que haberse explicado de otra manera»

Ante la tormenta que se avecina en el seno del Sevilla, el utrerano no entra a juzgar las decisiones de los accionistas de querer vender sus participaciones a inversores ajenos. «El accionista que haga lo que tenga que hacer, es mayor de edad. Es eso no debo entrar, pero está claro que los sentimientos no se pueden tocar, la pasión, los colores…”

«Está claro que los sentimientos no se pueden tocar»

Caparrós ha defendido la pasión sevillista ante una posible especulación de los bienes del club, como el estadio o la ciudad deportiva, y lo compara con otros clubes a los que ha llegado capital extranjero. “El sevillista al que tanto le ha costado sacarse el carné tiene claro que su templo tiene que ser el Ramón Sánchez Pizjuán. Puede que todo esté condicionado a lo que está sucediendo en Valencia, Málaga, Granada, en el Espanyol… Es complicado manejar los sentimientos. Siempre se ha dicho que se puede cambiar de todo, menos de equipo. Los sentimientos, ni se compran ni se venden».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here