Tras un nefasto partido en el que el Sevilla careció de intensidad durante la mayor parte del encuentro, un empate a uno aleja al Sevilla de los mejores puestos europeos. El objetivo más realista a estas alturas para el Sevilla es evitar las indeseadas previas de Europa League. Para ello los de Caparrós deberán conseguir al menos un punto frente al Athletic en la próxima jornada. No obstante, el resultado permite al Sevilla seguir con posibilidades de conseguir la cuarta plaza. 

Sin intensidad

Joaquín Caparrós, el hasta ahora técnico sevillista, declaró frente a los medios después del partido. En zona mixta, el entrenador alegaba que: «El del sábado va a ser un partido muy intenso. Con respecto a hoy… no hemos tenido continuidad, hemos salido excesivamente relajados«.  También argumenta el cambio de actitud tras los primeros 45 minutos. «Al descanso hablamos para cambiar nuestro comportamiento y salir más agresivos».

Justificaba la falta de acierto y el empate final a la fortuna: «Su mejor futbolista ha terminado siendo Oblak. Además la lesión de Gonalons y el autogol han sido un hándicap para nosotros. En la segunda parte, el equipo ha salido de otra forma. Conseguimos implantar nuestro juego, hemos sido nosotros mismos».

Cambio de mentalidad

Con respecto al llamativo cambio de actitud y de planteamiento con la entrada de jugadores como Aleix Vidal, el míster ha reconocido que: «Hemos regalado 45 minutos que nos han podido costar aún más caros. En el descanso hemos sido muy claros en el vestuario. Hemos salido a robar, a ser más verticales».

Con este desenlace es llamativo que aún sea posible tanto conseguir plaza de Champions como caer hasta la séptima plaza. El Sevilla se jugará el todo por el todo la próxima semana y Caparrós alegaba que: «El sábado tenemos que hacer un buen partido en nuestro campo ante un buen equipo. Luego ya veremos lo que puede pasar».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here