Tras la estancia en Tanzania, Joaquín Caparrós, acompañado por Pepe Castro y Monchi, se despidió ante los medios de comunicación de sus labores como técnico de la primera plantilla.

Satisfecho

Joaquín Caparrós visitó por última vez la sala de prensa rojiblanca. El utrerano, con la energía que le caracteriza, mostró su estado de felicidad por haber podido vivir una nueva etapa en el banquillo del Sevilla FC: «El Sevilla es mi casa y soy un privilegiado. Creo que son pocos los entrenadores a nivel mundial que puedan sentirse tan privilegiados de haber vuelto a su casa, de haber convivido con esta afición a la que le debo mucho». No obstante, no todo fue de color rosa en su regreso, pero a pesar de todo, afirmó haber cumplido el objetivo: «Han sido unos meses muy fuertes, ha sucedido de todo a nivel deportivo y a nivel personal. Creo que hemos cumplido. Un año más, el Sevilla está en competición europea».

Labor de futuro

El bueno de Joaquín abandona el banquillo sevillista, no obstante, y como él mismo afirmó, no abandona la disciplina hispalense: «Sé que voy a volver a trabajar, a intentar transmitir mi experiencia. Es algo que estamos hablando Monchi y yo. Miro lo más inmediato y lo más inmediato es prepararnos y aportar todo». Poco después, el utrerano concretaría aún más su futura posición en el club: «Lo he hablado con Monchi. Me gusta trabajar con la cantera y disfruto mucho en esa parcela«. Dejó claro que esta decisión no se ha llevado a cabo en el viaje a Tanzania: «Yo lo tenía decidido, lo había hablado también con la familia, algún técnico también lo sabía. Tenía decidido dar un paso atrás». Los compañeros de comunicación, buscaron rizar el rizo y le plantearon a Caparrós la posibilidad de entrenar a un equipo de la cantera, opción que por el momento descarta: «Me encantaría. Pero creo que puedo aportar más en otra parcela. Se hablará y se dará forma a todo eso».

Su afición

No quiso despedirse sin brindar unas palabras a su querida afición, a la cual, Caparrós aseguró estar muy agradecido: «A mi afición le estaré siempre agradecido. Venir a tu casa y que te quieran, que coreen tu nombre y que te digan es un orgullo». Joaquín se marchó siendo más Caparrós que nunca, dejando entrever cuál será el próximo sueño que cumpla en el Sevilla FC: «Lo que sí me va a permitir mi situación esta es cumplir uno de mis sueños que es ir a Fondo Norte algún partido, seguramente ya sepáis cuál va a ser».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here