En las últimas horas, el Sevilla ha acelerado por Dedryck Boyata. Tras la reciente eliminación del Celtic FC en la previa de la UEFA Champions League, el internacional belga estaría dispuesto a abandonar su actual club. El conjunto andaluz, consciente de esta oportunidad que le ofrece el mercado, se ha lanzado por el central, el cual podría arribar a la capital andaluza por una cantidad cercana a los diez millones de euros. A Boyata le resta únicamente un año de contrato en la disciplina escocesa, por lo que no deberían ser unas duras negociaciones para hacerse con sus servicios.

“Estamos bien cubiertos en defensa, a menos que haya alguna salida”

El director de fútbol sevillista, Joaquín Caparrós, en la reciente presentación de André Silva, dejó entrever cual sería la estrategia. Pablo Machín quiere apuntalar definitivamente su defensa, para la que no cuenta con el argentino Nicolás Pareja, por lo que necesita un efectivo más en la línea de la zaga. El veterano defensa sudamericano apenas ha disfrutado de minutos con el técnico soriano y en el club están dispuestos a buscarle una salida. Tras cuatro temporadas en el club, ofreciendo un gran rendimiento pese a ser víctima de graves lesiones, parece que ha llegado la hora de decir adiós a uno de los capitanes de la primera plantilla nervionense.

Defensa cerrada

Con la posible salida de Nicolás Pareja y la llegada de un nuevo central, como sería Dedryck Boyata, la zaga sevillista estaría completamente cerrada. Pablo Machín contaría con seis grandes posibilidades a la hora de alinear su innegociable defensa de tres. Con Kjaer, Mercado, Carriço, Gnagnon, Sergi Gómez y, el presumible Boyata, además del comodín Amadou, la prioridad del club debería centrarse en incorporar hombres en segunda línea de ataque con gol. No obstante, para poder consumar estos últimos refuerzos, es crucial que el Sevilla continúe avanzando en la competición europea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here