Eduardo Berizzo tiene un duro trabajo por delante. El Sevilla FC ha sufrido tres derrotas consecutivas y las dos últimas han dejado tocada a la plantilla. El buen comienzo de Liga que tuvo el «Toto» Berizzo ya ha llegado a su fin. Ahora, el técnico argentino tiene que levantar al equipo para afrontar el duelo contra el Leganés.

Nueve goles en una semana

La suerte ha cambiado para el Sevilla FC desde que finalizase el parón liguero. Los nervionenses solo habían visto una derrota en los siete primeros partidos, pero el viento ya no juega a su favor. El partido frente al Athletic fue la crónica de una derrota anunciada. El Sevilla FC encajó un gol en San Mamés y, desde entonces, Sergio Rico ha tenido un trabajo complicado.

El guardameta no pudo con los 5 tantos del Spartak de Moscú, que dejó a los de Berizzo con 4 puntos y en el tercer puesto en la fase de grupos de Champions. El equipo no se había recuperado todavía de la gran cuesta de octubre cuando la visita a Mestalla hurgó más en la herida. Los 4 goles del Valencia CF fueron como una jarra de agua fría para un Sevilla FC que aun no había asumido la derrota en Moscú. Los sevillistas anotan 9 goles en una semana y tres derrotas consecutivas lejos de Nervión.

Berizzo mira hacia el Leganés

La tarea de Eduardo Berizzo se complica. El buen comienzo del míster ha llegado a su fin y la duda recae sobre el argentino. El «Toto» Berizzo tiene una urgente tarea pendiente. Ahora, el trabajo más complicado de Berizzo es levantar el ánimo a la plantilla. Los sevillistas abandonaron el terreno de juego en Mestalla y lo hicieron con la carga de las derrotas.

El próximo sábado a las 16:15 horas, el Sevilla FC regresa a Nervión para plantar cara al Leganés. Después de tres duros partidos fuera, los sevillistas recibirán al equipo de Asier Garitano y tendrán la oportunidad de hacer vibrar el Sánchez-Pizjuán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here