Wissam Ben Yedder, durante el partido ante el Sigma Olomuc | Imagen: La Colina de Nervión - Carmen Pera
Wissam Ben Yedder, durante el partido ante el Sigma Olomuc | Imagen: La Colina de Nervión - Carmen Pera

La actual temporada se ha convertido en un claro punto de inflexión para Wissam Ben Yedder. El delantero francés ha entrado poco a poco en los planes del entrenador sevillista. Además, junto al recién llegado André Silva, está formando una de las duplas más peligrosas y letales de La Liga. Es querido por la afición y a base de buenos números y estadísticas se ha ganado un puesto fijo en el once de Machín.

Efectividad por bandera

Los datos mandan. Y es que con el delantero procedente del Toulouse sobre el tapiz, el Sevilla tiene números de matrícula de honor. Con Ben Yedder en el campo, el club hispalense tiene el mejor promedio goleador de La Liga (2’8 goles por cada 90 minutos). En cambio, cuando el jugador francés reposa en la banca, el Sevilla, con 0’8 goles anotados por cada 90 minutos, alcanza el quinto peor promedio de toda la liga.

 ‘¡Necesita ocho para marcar una!’ Esta popular y mítica expresión utilizada por la afición contra los delanteros, no tiene validez alguna cuando el nueve es Ben Yedder. Pues si el delantero francotunecino se encuentra encabezando el ataque sevillista, el Sevilla alcanza un gol por cada 5’37 tiros de media. Por otra parte, si éste no se encuentra en el terreno de juego, el club de Nervión eleva su ratio de tiros por gol a 15’20, una auténtica barbaridad.

Cambio de esquema

La influencia de este jugador sobre el esquema de Pablo Machín ha sido más que notable. El entrenador soriano aterrizó en tierras hispalenses con la clara idea y necesidad de buscar un delantero referencia. Dos mediapuntas que ejercieran como extremos serían los encargados de facilitarle los balones a este nueve para que los anotara. Esta es la idea y el esquema que Machín utilizó en su paso por el Girona y que esperaba calcar en el Sevilla. Tras un ajetreado mercado de verano en la busca del nueve, el entrenador sevillista parecía encontrar en André Silva su único delantero de confianza.

Todo cambió cuando la falta de gol entró en escena y Ben Yedder saltó al campo. Era la oportunidad perfecta para que el francés se reivindicara y diera un golpe sobre la mesa. Así fue, y Machín que hace unos días admitió que quizás fue injusto con él, le buscó un hueco en el once. El esquema cambió, el Sevilla empezó a jugar con tres centrocampistas y dos delanteros, y los resultados no pueden ir mejor.

A un único punto del líder, la afición sevillista disfruta con sus jugadores en cada partido. La última jornada de Liga frente al Espanyol, fue muy sufrida pero el Sevilla, gracias al revulsivo Ben Yedder cosechó una sufrida victoria tras remontar. Pocas veces un delantero da tanta vida tanto al equipo como a la afición. Esta última sueña con llegar a lo más alto, sufre y vive los partidos al ritmo de un popular cántico: «Todos queremos que marque Ben Yedder».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.